Integrantes de la cartera productiva concretaron una serie de reuniones con los actores nacionales más importantes en la materia alfalfa. El objetivo es aumentar la implantación, industrialización y comercialización de esta pastura perenne -de gran absorción de agua- y brindarles una alternativa de crecimiento a los productores locales.

Se busca implantar, industrializar y comercializar esta pastura perenne -de gran absorción de agua- para remediar la Cuenca y brindarles una alternativa de crecimiento a los productores locales.

Se busca implantar, industrializar y comercializar esta pastura perenne -de gran absorción de agua- para remediar la Cuenca y brindarles una alternativa de crecimiento a los productores locales.

“Es el inicio de un enorme proyecto que busca, primero hacer frente a la problemática ambiental, y después impulsar el crecimiento de los productores a partir de la comercialización de la alfalfa”, indicó el ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción, Sergio Freixes, y recordó: “Esta pastura se caracteriza por ser perenne y por absorber gran cantidad de agua, justamente lo que necesita el terreno afectado por el desbalance hídrico”.

En este contexto, se concretó una serie de reuniones en busca de poner en marcha este ambicioso proyecto. Del primer encuentro participaron el secretario general, Alberto Rodríguez Saá, el ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción, Sergio Freixes, el presidente de la Cámara Argentina de Alfalfa, José Brigante, el gerente de Sol Puntano, Sebastián Lavandeira, dos grandes empresas de producción de alfalfa (Pellfood de Córdoba y La Chita de San Luis) y Daniel Basigalup, responsable del Proyecto Nacional de Mejoramiento de Alfalfa del INTA.

Mientras que la segunda reunión contó con la presencia del representante del INTA Santiago del Estero, Juan Carlos Antuña, de la Aduana comercial, Martín Aguirre Zavala, por el INTA de Villa Mercedes, Mario Funes, y técnicos del Ministerio abocados al trabajo ambiental sobre la Cuenca del Morro.

Respecto a los encuentros, Lavandeira expresó: “Éste es el primer paso para, a través de la implantación, industrialización y comercialización de alfalfa, lograr el saneamiento de las tierras afectadas por el desbalance hídrico de la Cuenca del Morro y en zonas adecuadas para esta producción”.

Finalmente, el ministro Freixes indicó: “A partir de un trabajo integrado entre los principales actores en la materia, buscamos utilizar la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) como polo logístico alfalfero de la región. La idea es aumentar la producción local de esta pastura, darles una oportunidad de negocio a los productores de la Cuenca y disminuir el costo logístico para los exportadores de alfalfa a través del uso de la ZAL como el puerto seco más importante del país”.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.