El primer mandatario provincial, Alberto Rodríguez Saá, encabezó esta tarde otra entrega de escrituras de viviendas sociales a sus dueños. En un acto realizado en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo y cargado de emoción, lleno de felicidad y muestras de agradecimiento, también otorgó 9 títulos dominiales a propietarios que regularizaron su situación. El beneficio habitacional forma parte del Mega Plan “Sueños Puntanos” y busca favorecer y asistir a aquellas familias que ya terminaron de pagar sus casas, pero que no podían solventar los gastos de la tramitación de escrituras de sus inmuebles. “Es un día feliz, muy feliz. Las viviendas sociales hoy pasan a ser propiedad privada. Es el abrazo del Estado en un momento en el que la familia tiene su casa escriturada. Además, esto ingresa al mercado, al comercio. Hoy disponen ustedes como manda el Código Civil. Es un éxito del Gobierno, del Estado, un éxito de San Luis constructor de viviendas, que es un gran agente para el progreso social de nuestra comunidad y para las familias. Bueno, es decir: ‘Al fin tengo la escritura’. Esto es muy bonito. ¡Felicitaciones a todos!”, expresó emocionado Alberto a las decenas de propietarios que vivieron con gran alegría la recepción de los documentos de sus casas. 

En una tarde llena de emociones, alegría y satisfacción, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, entregó 94 escrituras a adjudicatarios de viviendas sociales que terminaron de pagar sus casas y también 11 títulos a propietarios que regularizaron la situación dominial de sus hogares.

El acto se realizó en un Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo repleto de familias que concretaron el sueño de contar con la documentación que los convierte legalmente en los dueños de sus inmuebles.

La nueva política habitacional apunta a dar respaldo económico a aquellas personas que, si bien culminaron de pagar todas las cuotas de sus casas, no podían afrontar el costo de sus respectivos documentos por parte de una escribanía privada. Por ello, Alberto decidió que la Escribanía del Gobierno de San Luis, en conjunto con la Secretaría de Vivienda, hicieran el trabajo y sellaran la documentación sin costo alguno para la gente. Lo mismo ocurre con aquellas personas que son legalmente los dueños de su casa, pero por diversos inconvenientes no podían acceder a sus papeles. A ellos también los respaldó el Estado puntano.

Con mucha alegría, en un clima de fiesta que combinó aplausos, música y muchas selfies con Alberto, los beneficiarios celebraron con mucha emoción la recepción de sus carpetas tan soñadas. Patricia Altamiranda fue la primera en recibir sus papeles de manos del gobernador y un abrazo emocionado entre ambos encendió los aplausos.

Tal como siempre pregona Alberto, en esta ocasión el beneficio de la escrituración o la regularización de dominio fue “de la periferia al centro” y por ello llegaron hasta el Salón Blanco beneficiarios de distintos puntos de la provincia. En esta segunda entrega de escrituras la modalidad se distribuyó entre Villa Mercedes (17 documentos), San Martín (2), Quines (2), Villa Larca (1), San Francisco (2), Tilisarao (5), Buena Esperanza (1), La Toma (1), Concarán (2), Candelaria (1), Merlo (2), Villa de la Quebrada (1), Santa Rosa (1), La Florida (1) y ciudad de San Luis (55).

Entre los propietarios había hombres y mujeres de distintas edades y que pertenecían a los distintos planes de viviendas que proyecto y construyó el Gobierno de San Luis en los últimos 35 años. Muchos recibieron los papales de sus casas junto a sus hijos y nietos. Y muchas familias, a manera de agradecimiento, escribieron sobre cartulinas leyendas dedicadas a Alberto y su política habitacional.

En grupos de 4 personas, los beneficiarios pasaron hasta el centro del Salón Blanco y allí recibieron emocionados las carpetas celestes que contenían los documentos de sus hogares. De la entrega también participaron la titular de la Secretaría de Vivienda, Ángela Gutiérrez de Gatto, la senadora por Pueyrredón, María Angélica Torrontegui, su par de Chacabuco, Guedi Ortiz, y los ministros de Seguridad, Diego González; de Turismo y Parques, Sergio Tamayo; de Educación, Paulina Calderón, y el viceministro de Desarrollo Social, Maximiliano Frontera.

En el tramo final del encuentro, la emoción se apoderó del auditorio gubernamental porque el propio gobernador invitó a los dueños y sus familias a tomarse una foto grupal y la gente posó feliz junto a Alberto.

Los aplausos y el papel picado sobrevolando el Salón Blanco con buena música de fondo coronaron un encuentro lleno de alegría y emociones. En el cierre Alberto siguió abrazando a beneficiarios y más selfies plagaron una tarde feliz en Terrazas.

Nota, fotos y video: ANSL.