Este miércoles y en el marco de una tarde cálida, 70 familias de Villa Mercedes recibieron las llaves de su flamante hogar. Esto sucedió a las 16:00 en el barrio Pin Pin en calle Asia, extremo oeste, durante un acto que fue encabezado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá.

Este miércoles, 70 familias recibieron su casa propia de manos del gobermador Alberto Rodríguez Saá en Villa Mercedes.

Este miércoles, 70 familias recibieron su casa propia de manos del gobermador Alberto Rodríguez Saá en Villa Mercedes.

La ceremonia fue breve y sencilla, pero con un marcado predominio de la emoción de las decenas de personas que desde el mismo miércoles comenzaron la mudanza.

Conforme a los datos provistos por la Secretaría de Vivienda, el nuevo complejo estar habitado por 210 niños, además que debieron realizarse algunas adaptaciones, en virtud de que 22 de los nuevos vecinos tienen capacidades diferentes.

Estas moradas comenzaron a construirse hacía varios años bajo el plan de autoconstrucción solidaridad, siendo finalmente abandonadas dejando a muchas familias con el sueño inconcluso de tener la casa propia.

“Son todas familias muy humildes que esperaron mucho por tener su casa propia -refirió la secretaria de Vivienda, Ángela Gutiérrez de Gatto-, porque se trata de unidades del explan Solidaridad, que tiene una triste historia pues las construían los propios beneficiarios, en su mayoría mujeres, y cuando llegaban a una altura no podían seguir; luego se contrataron empresas que tampoco hicieron el trabajo, incluso presentamos una denuncia penal al respecto. El Gobierno se hizo cargo mediante la Ley de Obras Públicas para terminarlas y entregarlas. Aún quedan algunas unidades en lugares como Balde, Beazley, San Francisco o Juan Jorba; en esta última localidad ni siquiera habían comenzado a construirlas. Pero el gobernador destacó que primero debe atenderse a los humildes, por lo que se procedió a terminarlas y hoy ya falta poco para entregar esas viviendas”.

Las primeras 10 viviendas las entregó el propio gobernador, haciendo luego lo propio el vicegobernador Carlos Ponce; la secretaria de Viviendas, Ángela Gutiérrez de Gatto; el ministro de Gobierno, Eduardo Mones Ruiz; el director del Parque “La Pedrera”, Maximiliano Frontera; el histórico dirigente justicialista Juveín Quiroga; la secretaria de la Mujer, Adriana Bazzano, y cerrando Rodríguez Saá con las últimas, tras lo cual una lluvia de papelitos multicolores ensalzaron la algarabía que dominó el momento.

“¡Viva Villa Mercedes! ¡Viva San Luis!”, exclamó el gobernador, encontrando eco inmediato, para luego comentar: “Hace poco me dijeron en la provincia de Buenos Aires: ‘Alberto, hay un problema que ustedes no tienen en San Luis, no tienen inquilinos porque son todos propietarios’. Ojalá fuera así, que sólo tuviéramos propietarios, pero estamos cerca de eso”, lo que generó otro cierre con aplausos, tras lo que descomprimió con una humorada: “Si hoy lo ponen de técnico a Pavón, mañana ganamos, ¡y eso que soy hincha de River!”.

Finalmente, Alberto Rodríguez Saá se despidió pidiéndoles a los nuevos propietarios: “Múdense rápido, ocupen ya estas casas tan bonitas y sean muy, muy felices. ¡Viva las familias de Villa Mercedes!”.

 

Nota, fotos y video: ANSL.