Este miércoles y aprobado por unanimidad la Cámara de Diputados, convirtió en ley el proyecto de “Procuraduría para Víctimas de Violencias de Género”. El objetivo es brindar la asistencia, contención, asesoramiento legal y patrocinio gratuito a las mujeres y personas LGBTQ+ que se encuentran en situación de violencia por motivos de género. 

La creación de la Procuraduría para Víctimas de Violencias de Género, forma parte de la agenda de políticas públicas pensada por la Secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad – en articulación con el Ministerio de Justicia, Gobierno y Culto -, y responde al objetivo de construcción de una sociedad más justa y libre de violencias, entendiendo que toda transformación cultural requiere del marco legal correspondiente, del acompañamiento de todas las instituciones del Estado y del compromiso de adoptar medidas positivas y concretas – en clave de justicia social – que resulten igualadoras en los hechos, de los derechos ya conquistados.

En este sentido, la secretaria de la Mujer, Diversidad e Igualdad, Ayelén Mazzina, expresó: “Celebramos esta Ley porque es reflejo de la importancia de un abordaje de las violencias por motivos de género desde los tres poderes del Estado, y desde una perspectiva de derechos. Si bien es cierto que venimos acompañando y asesorando a mujeres y diversidades, a través de patrocinios y asesorías desde antes de mi gestión en la Secretaría, necesitamos que el acceso a la justicia y derechos sea efectivo; y por eso resulta fundamental esta institucionalización de una política pública. Se trata de una medida de acción positiva, una Ley que garantiza el acceso a derechos y que viene a resolver problemáticas de todas y todos, sin depender de voluntarismos personales”. Y agregó: “Como expresé en reunión de Comisión, creo que tenemos que apropiarnos de los proyectos de ley, la transversalización de la perspectiva de género sea una realidad y porque es nuestra responsabilidad poder dar respuestas a la sociedad”.

La diputada provincial por el Departamento Pueyrredón y presidenta de la Comisión de “Promoción de la Equidad de Géneros y Juventudes”, Fernanda Spinuzza, destacó la “decisión política de nuestro Gobierno provincial, que desde el 2015 viene desplegando una estrategia progresivamente integral, priorizando el abordaje de la cuestión de género desde una perspectiva de derechos y avanzando en una batería de modificaciones normativas y políticas públicas, que nos acerquen cada vez más a una sociedad más equitativa y con menos violencia”. Y agregó: “Se trata de una decisión de todo nuestro espacio político que no hace más que interpretar y dar cauce a las luchas y demandas de miles de colectivos, de mujeres y de disidencias, que vienen poniendo su cuerpo y muchas veces sus vidas, en la construcción de un mundo mejor. Y que hoy se cristaliza aquí, en el impulso de esta Ley de Creación de Procuradurías de Género, en el ámbito del Poder Ejecutivo. Y que, para el orgullo de todos nosotros y nosotras, se ha transformado en una de esas cosas que nos unen”.

Como parte de sus principales funciones, la Procuraduría para Víctimas de Violencias de Género podrá brindar asesoramiento legal y patrocinio gratuito a mujeres y personas LGBTQ+ que se encuentren en situación de violencia por motivos de género, pudiendo monitorear todos los procedimientos administrativos y/o judiciales, que surjan de cada caso. En este sentido, la figura de las procuradurías viene a salvaguardar los derechos de esas personas y poner en pie de igualdad a las víctimas en relación a su victimario.

La autoridad de aplicación de la Procuraduría será la Secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad y estará conformada por una Coordinación General y tres delegaciones que funcionarán en cada Circunscripción Judicial de la provincia.

 

Nota y fotos: Prensa Secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad.