Se trata de un sistema en el que se registra de forma digital la historia clínica y los resultados de sus estudios, al que pueden acceder el médico y el paciente.

El Gobierno de la Provincia de San Luis trabaja constantemente en la mejora continua de la salud en todo el territorio provincial. Uno de los pilares fundamentales es la incorporación de nuevas tecnologías. Tal es el caso del sistema digital de Registros Médicos, que se concreta a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología y el Ministerio de Salud.

El jefe de Gobierno Digital, Cristian Cano, explicó detalladamente en qué consiste este novedoso sistema digital que ya cuenta con más de 40.000 consultas médicas.

“Es un proyecto que lleva adelante el Gobierno de la Provincia para que cada ciudadano cuente con su historia clínica digital única tanto en el sector público como en el privado. Registros Médicos ya lleva registradas más de 46.000 consultas, lo que implica que 24.000 pacientes de San Luis ya tienen digitalizado su archivo médico”, explicó Cano.

Beneficios para el paciente 

En este sentido, Cano dijo: “Los pacientes pueden acceder a su Historia Clínica Digital a través del Portal Puntano, la plataforma del Gobierno de la Provincia que permite realizar distintos trámites. Cada ciudadano podrá acceder en el portal de salud e ingresará a su historial médico; allí podrán ver los profesionales que lo atendieron, los medicamentos que les prescribieron, estudios realizados como por ejemplo tomografía, resonancia, radiografía”.

Cano explicó que para poder acceder a Registros Médicos el profesional de la salud deberá contar con la CIPE 3.0, firma digital, otorgada por el Ministerio de Salud, con la que accede a la aplicación Registros Médicos 3.0, a través de una netbook, PC o tabletas entregadas por el Gobierno provincial a los profesionales de la salud. “Actualmente más de 400 profesionales de distintas especialidades utilizan Registros Médicos en los hospitales de San Luis, Villa Mercedes y Merlo”.

Finalmente, Cano comentó: “Estamos muy contentos con el grado de avance que se ha logrado. Es un beneficio para el médico el poder contar con el historial clínico del paciente de fácil acceso, seguro y en cualquier momento, prescindiendo del papel, que muchas veces complica el análisis de la información; y para el paciente también es un beneficio contar con toda la información organizada, disponible y segura”.

 

Nota y foto: Prensa ULP.