Ante los reclamos por la calidad del agua que llega a los hogares de la ciudad de San Luis y frente a publicaciones erróneas que circulan en las redes sociales fundamentalmente, el funcionario explicó la competencia y responsabilidades del organismo estatal.

La distribución domiciliaria en toda ciudad y localidad es responsabilidad de los municipios a través de sus plantas potabilizadoras.
El tratamiento químico y físico para obtener una buena calidad del agua y entregarla a la población apta para el consumo humano se hace a través de esas plantas potabilizadoras.
Gabriel Garbero, a cargo del departamento de Aguas Subterráneas y Pozos Públicos, dijo a ANSL: “El agua potable toma inicio en el agua cruda y es tratada puertas adentro en las plantas potabilizadoras que tiene cada municipio o cooperativa y distribuida a los usuarios. Cada una de las plantas que reciben el agua tienen sistemas de tratamiento para producir una decantación, filtración y cloración”.
“San Luis Agua es administradora de los recursos hídricos, de su gestión y control en el embalse y su distribución por los acueductos que hagan falta hasta la entrada de la planta potabilizadora del municipio. Desde ahí en adelante empieza a tener participación directa ya cada comuna o la entidad que se encargue del tratamiento del agua cruda para convertirla en agua potable”, agregó Garbero.

 

Nota, foto y video: ANSL.