Así ocurrió este domingo, nuevamente, cuando el cuerpo de ballet de Francisca Lanzetti cerró su 2018 con “Paquita”, en el teatro del complejo cultural.

Es habitual que en los últimos días de cada año, los estudios de danza concluyan sus actividades llevando adelante la organización de una velada de gala. De esta forma, el estudio de danza “Francisca Ballet”, lugar que promueve la enseñanza de la danza clásica, interpretó una de las obras más importantes y representativas de este género musical.

En torno al espectáculo, la directora de la academia, Francisca Beatriz Lanzetti, se refirió a la elección de la propuesta y mencionó: “Decidimos interpretar fragmentos de ‘Paquita’, porque es una de las obras más importantes y representativas de la danza clásica en todo el mundo. Se trata de la historia de una joven de origen noble, aunque ella lo desconoció hasta un momento dado, ya que fue raptada cuando era bebé y criada por gitanos, y de más grande descubre su verdadero origen. En esa época, ella se enamoró de un muchacho de la nobleza, pero jamás se concreto ese amor, debido a que no estaba permitido socialmente ese tipo de relaciones por la diferencia de clase social”.

Sobre la participación total de la cantidad de las alumnas en escena, la profesora también comentó que “fueron más de 70 bailarinas sobre el escenario, de 3 a 20 años, de los grupos de preballet, preparatorio, nivel inicial, intermedio y avanzado”.

A su vez, la docente a cargo del estudio de ballet distinguió la importancia de que edificios emblemáticos y culturales, como el teatro del “Molino Fénix”, sean cedidos para todo tipo de propuestas: “Este espacio es muy confortable y fue fundamental que se nos haya prestado para nuestra noche de gala, ya que la producción del espectáculo conlleva un alto presupuesto y, de otro modo, y con la realidad económica del país, hubiera sido imposible”.

Nota y fotos: Prensa “Molino Fénix”.