Los 10 estudiantes puntanos que defendieron los colores de su país en la RoboCup 2014, difícilmente puedan borrar de sus retinas los siete días vividos en tierra brasilera. Durante su estadía en João Pessoa, los chicos compitieron, intercambiaron experiencias y disfrutaron de un viaje que, sin dudas, marcará sus vidas para siempre. Esta noche los chicos emprenden su regreso a San Luis.

La delegación puntana representó al país en la competencia robótica más importante del mundo

La delegación puntana representó al país en la competencia robótica más importante del mundo

¿Qué argentino no soñó alguna vez con representar al país en una competencia mundial? Estos 10 estudiantes de San Luis se acercaron a los talleres de robótica de la Universidad de La Punta (ULP) e hicieron realidad ese sueño en la RoboCup 2014, que se desarrolló en João Pessoa, Brasil. Esta noche, la delegación subirá al avión que los llevará de regreso a San Luis.

Durante siete días, en la capital del Estado de Paraíba, los chicos – de entre 12 y 18 años – compitieron con sus robots, frente a las más grandes potencias tecnológicas del mundo, intercambiaron experiencias, se apasionaron aún más con la disciplina y disfrutaron de un viaje que quedará en su memoria para siempre.

La experiencia por los protagonistas

“Poder representar a mi país frente a los mejores del mundo es un gran orgullo. Gracias a este viaje pude conocer lo que se siente viajar en avión y salir de la Argentina. Nunca me imaginé lograr todo esto en tan poco tiempo, esta fue una experiencia única para mí”, aseguró Federico Cravero (15), mecánico de Hidra’sTeam.

Ansiedad y nerviosismo, las sensaciones de los puntanos en cada pasada

Ansiedad y nerviosismo, las sensaciones de los puntanos en cada pasada

Por su parte, Martín Silva (15), capitán del equipo que compitió en Rescate A, expresó: “La robótica me dio todo. De la competencia en sí, disfruté mucho la posibilidad de intercambiar experiencias con estudiantes de Chile, Alemania, Corea, Panamá, Brasil y México, aprendí mucho sobre las diferentes culturas de cada país. Para esto, tuve que poner en práctica el inglés que aprendí en los talleres”.

Ezequiel Córdoba (15), quien ya compitió en la edición 2013 de la RoboCup, que se llevó a cabo en Holanda, aseguró que el nerviosismo que genera defender la camiseta Argentina es exactamente igual. “Siempre estuve ansioso antes de competir, pero a medida que pasan las rondas te vas tranquilizando y lo disfrutás más. Trabajamos mucho, como debe ser. Saber que uno es quién representa a 40 millones de personas es un desafío muy lindo”, aseguró el programador de Iron Fénix Team.

Finalmente, agregó que la robótica fue la disciplina que marcó su vida. “Gracias a la robótica pude saber lo que es viajar, conocer Holanda el año pasado y Brasil ahora, hacer amigos de todas partes del mundo y, sobre todo, pude elegir lo que quiero seguir estudiando”, concluyó Ezequiel.

La competencia

Fueron dos los equipos que vistieron la camiseta albiceleste en la RoboCup: Hidra’s Team en Rescate Junior A (puesto 24) y Iron Fénix Team, en la categoría Rescate Junior B (puesto 18). Los inconvenientes técnicos y los nervios propios de la competencia fueron los obstáculos más difíciles de sortear para los chicos de San Luis.

A pesar de no poder repetir el desempeño de la edición anterior, cosecharon la experiencia de competir contra los mejores del mundo. Las potencias como China, Japón, Brasil y Alemania se quedaron con los primeros puestos en cada categoría.

 Los chicos de San Luis demostraron todo su talento en las arenas brasileras

Los chicos de San Luis demostraron todo su talento en las arenas brasileras

Nota y foto: Prensa Universidad de La Punta