Quién no vio alguno de esos realities televisivos dedicados a la reparación y restauración de vehículos antiguos, cuyo epílogo suele ser muy emotivo, especialmente por la reacción de sus propietarios al reencontrarse con el flamante resultado, tras un metódico trabajo desarrollado por especialistas. Será porque ciertas cosas materiales, más allá de su naturaleza inanimada, albergan historias que le otorgan un valor agregado, ajeno a lo económico.

Fe de ello pueden dar los bomberos de San José del Morro, que este viernes recuperaron su móvil N°1, una camioneta Ford F100 de 1974, que sufriera importantes daños durante el cumplimiento del deber, y cuyos arreglos les resultaban imposibles de costear.

“Fue un accidente con suerte -recordó Aldo Panigatti, presidente de la comisión directiva de los Bomberos de San José del Morro. Ocurrió el año pasado, durante un gran incendio forestal. Prácticamente no se veía nada y era cantado que algo podía suceder y sucedió; nuestro móvil N°1 fue colisionado por un camión cisterna, lo que le provocó importantes roturas. Los ocupantes debieron ser hospitalizados, pero por fortuna no sufrieron heridas graves. La robustez de la camioneta los protegió”.

El cuartel de San José del Morro tiene poco más de un año de existencia, pero ya con varias actuaciones al servicio de la localidad y zona de influencia. A poco de su creación, la Municipalidad de Justo Daract le donó su primera unidad, “esta camioneta que sentimos como un efectivo más, de ahí que nos doliera tanto darla por perdida, como también la inmensa alegría que nos invadió el viernes, cuando San Luis Solidario nos la devolvió como nueva”.

Para Franco Funes, jefe del cuerpo activo del cuartel, “ver la unidad en el estado en que quedó el día de accidente, y volverla a ver totalmente nueva, nos dio mucha alegría ya que es nuestro primer móvil, por lo que tiene un gran valor sentimental; hoy volvemos a tenerla en nuestro cuartel y estamos muy agradecidos a Damián Gómez, a la Federación de Bomberos de San Luis y a todo el equipo del Parque Automotor de la provincia, por el gran trabajo que hicieron”.

Como recién salida de fábrica

Ayelén Grecco, titular del Programa Parque Automotor del Gobierno de la provincia, comentó que: “La reparación de ese vehículo fue algo muy especial para nuestro organismo, porque demandó un trabajo muy arduo y prácticamente artesanal; un verdadero desafío. Ingresó por pedido del jefe de San Luis Solidario, Damián Gómez, con daños muy importantes, en especial en su frente y en el lateral derecho, incluyendo parabrisas, el capot, las puertas, la carrocería en general y el radiador, entre otros. El equipo técnico se abocó a la restauración, para lo cual se adquirieron varias piezas y otras pudieron ser recicladas; pero no pocas debieron ser fabricadas porque no se consiguen en el mercado. Fue mucho el trabajo de mecánica y de chapa y pintura, y sobre esto último se intentó dejarla lo más parecida a como era, desde el color hasta los logos. Sabíamos que para San José del Morro, y especialmente para su cuartel de bomberos, la camioneta representa un símbolo, lo que confirmamos el viernes, cuando se hizo entrega del vehículo; fue un momento muy lindo y emotivo, casi al borde de las lágrimas”.

El secretario de Transporte de la provincia, Sebastián Anzulovich, acotó que “ese vehículo, si bien es una herramienta de trabajo con muy buenas prestaciones a pesar de su antigüedad, tiene un valor sentimental muy importante para los bomberos de San José del Morro, por eso lo que se hizo, más que una restauración fue una puesta en valor, desde la reparación total hasta la colocación de cubiertas nuevas. Es muy grato cooperar en instancias como estas, especialmente con personas como los bomberos voluntarios, que realizan una tarea tan necesaria y valiosa con absoluta vocación y compromiso”.

Sentimiento de pertenencia

Damián Gómez recuerda muy bien el 2 de octubre de 2020, cuando ocurrió el accidente que destruyó la camioneta: “Nos alivió saber que quienes viajaban en la unidad se hallaban fuera de peligro, tras lo cual le avisé al ministro de Seguridad y me dijo que arreglara todo, ya que el Estado se haría cargo. Y así fue, el viernes pudimos restituir esa unidad y fue un momento muy emotivo, porque no se trata de un vehículo antiguo, es parte de la historia del cuartel de San José del Morro, como también de quienes lo utilizaron durante muchos años en Justo Daract, cuya municipalidad la donó”.

El titular de San Luis Solidario, y también presidente de la Federación de Voluntarios de San Luis, sostiene que, “los bomberos somos pasionales pero también muy sentimentales; personalmente estoy muy apegado a mi casco, o al pantalón que me ha acompañado en 560 incendios, es un sentimiento de pertenencia, una comunión que tenemos con nuestros equipos, similar a la camaradería que nos une entre nuestros pares. Por eso entiendo y comparto, más allá del modelo de la unidad, la relación de ese cuartel con su móvil N°1, que ha quedado como nuevo y plenamente operativo. Es una historia que nos da mucha felicidad”.

 

Nota: Alfredo Salinas – ANSL.

Fotos: Gentileza.