La Dirección Provincial de Políticas en Salud Mental dependiente del Ministerio de Salud de San Luis junto con la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones y el Instituto de Capacitación e Investigación del Poder Judicial, llevarán adelante este curso de formación. La actividad tendrá lugar este martes en el Salón Blanco del Palacio de Justicia.

La jornada comenzará a las 12:00, luego la secretaria ejecutiva del Órgano de Revisión Nacional Ley 26.657, la abogada María Graciela Iglesias, dará inicio a su disertación “Salud mental y derechos humanos”.

El  gobierno de San Luis viene trabajando y velando por los derechos y decisiones políticas importantes en materia de salud mental, donde tiene por estandarte al Hospital de Salud Mental a cargo de la doctora Daniela Pollacchi.

“Hay que destacar la llegada de la abogada María Graciela Iglesias, quien brindará una charla sobre derechos humanos y Salud Mental, es muy interesante porque se van a tocar todos los lineamientos que tienen que ver con la Ley Nacional sobre Salud Mental y las adecuaciones requeridas. Las modificaciones que se hicieron al Código Civil que tiene que ver con las habilitaciones e inhabilitaciones y las decisiones de internaciones involuntarias y cómo se hacen. La doctora Iglesias es un referente sobre estos temas, por lo que tendremos una disertante de lujo que podremos aprovechar en San Luis”, sintetizó Marcela Monteriso, directora provincial de Políticas de Salud Mental.

Esta formación está destinada a trabajadores del ámbito de la salud y del Poder Judicial.

Entre los objetivos principales de este curso, se pretende comprender el papel de la legislación en la promoción y protección de los derechos humanos de las personas con padecimientos en su salud mental; entender cómo las políticas y los servicios de salud mental garantizan los derechos humanos de las personas con padecimientos mentales; y comprender las cuestiones relativas al derecho a la capacidad jurídica, el derecho a la libertad y a la seguridad de la persona, el derecho a la autonomía y al consentimiento informado, y lo que éstos significan en los procesos de atención y tratamiento de las personas con padecimientos mentales en las instituciones de salud.

Nota y foto: Prensa Ministerio de Salud.