“Somos un pueblo donde manda la naturaleza”, expresó Alberto Rodríguez Saá al bautizar al espacio verde con el nombre de la pintora puntana Catalina Poblet. También lanzó un concurso de escultores, cuyas obras se incorporarán al parque para formar un museo a cielo abierto. 

“San Luis tiene 79 mil kilómetros cuadrados de superficie, con casi 500 mil habitantes, lo que indica que hay entre 6 y 7 habitantes por kilómetro cuadrado y por lo tanto somos un pueblo donde manda la naturaleza, ya que somos poquitos ocupando un enorme espacio”, comparó el gobernador al celebrar este acontecimiento que embellece el entorno de casa de Gobierno.

Con la parquización, Terrazas se fue convirtiendo en un lugar de encuentro y, de a poco, en un punto obligado para el turista, donde pueden fotografiarse junto a murales y contemplar diferentes técnicas artísticas.

Es por ello, que el Gobierno provincial lanzó también, a través del Programa “Pinta San Luis”, un concurso donde diferentes artistas podrán exhibir sus creaciones y convertir sus obras en objetos de admiración.

El gobernador valoró la diversidad de paisajes y lugares que posee la provincia, como la Salinas del Bebedero, cerros, lagos, ríos arroyos y pampa llena de riquezas: “Eso somos y cuando vemos este trabajo, que es una alianza con la naturaleza, uno queda maravillado y dice somos San Luis”.

La casa de Gobierno, inaugurada en 2010 por el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, en Terrazas del Portezuelo, fue el primer edificio público sustentable de la Argentina y permitió que la administración pública provincial se traslade a un cerro de 20 hectáreas, poblado por flora autóctona, en la periferia sur de la ciudad de San Luis.

Con sus bellas vistas panorámicas, el espacio, fue de a poco apropiado por cientos de personas que recorren sus senderos con gran vegetación, para hacer trekking, caminatas y senderismo, personas que eligieron moverse rodeados de una infraestructura imponente, caminos cuidados y desniveles.

El trabajo de embellecimiento y parquización de los espacios verdes se realizó con los placeros de Terrazas del Portezuelo, quienes plantaron las especies adaptadas al clima de San Luis, como lavanda, romero, gramíneas ornamentales, arbustos y árboles de gran porte.

“Felicito a las placeras y los placeros de Terrazas del Portezuelo por el gran trabajo que hicieron y felicito también a quienes dirigieron este programa con mucho cariño y con gran imaginación para transformar espacios no tan lindos en jardines”, expresó Rodríguez Saá.

También se encuentran espacios con pequeños bosques alrededor de Terrazas del Portezuelo, compuestos por paulownias, aromos franceses, acacias rosadas, acacias visco, álamos y sauces, atravesados por senderos y espacios verdes, que son mantenidos por más de 150 placeros, que estarán capacitados permanentemente en la implementación y uso de maquinaria innovadora, que funcionan con baterías de litio, amigables con el medio ambiente.

María Iribarne es la paisajista que diseñó la distribución de la gran cantidad de plantas distribuidas por el pintoresco parque, mientras quien dirigió esa parquización fue Juan Ignacio Villegas, el ingeniero agrónomo a cargo del equipo que depende del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.

Homenaje a una pintora puntana

También comentó el gobernador que se le acercaron deportistas para destacar que este lugar es ideal para practicar deportes aeróbicos, como lo será otro de los paseos que se encuentran en plena construcción en el mismo predio de Terrazas.

“A este paseo lo imaginé pensando en una mujer puntana que pintaba flores, Catalina Poblet, de quien en varias casas hay un cuadro, que comprábamos para hacer un regalo, porque contenía paisajes de la provincia, y por ello le pondremos su nombre”, anunció Rodríguez Saá.

También expresó su orgullo por el trabajo que realizan los integrantes de “Pinta San Luis” y recordó que “cuando bajo un puente o veo un mural, pido pasar despacio para apreciar estas obras de arte”.

Celebró la idea lanzada ayer con un concurso para escultores: “Apostemos a este concurso y sigámoslo todos los años para darle cada vez más valor a nuestra tierra puntana; si observamos como ha evolucionado en nuestra cultura el trabajo  que hacen los artistas, vemos que San Luis era una provincia donde sus pueblos y ciudades eran tristes, como muy grises y mucho cemento, pero le hemos puesto color a la provincia y hoy todos se animan y ponen color a sus casas, porque significan alegría, esperanza, creer en el presente, querer un futuro mejor, pintar nuestros sueños”.

 

 

Nota, fotos y video: ANSL.