En una entrevista con ANSL la ministra de Hacienda Pública, Natalia Zabala Chacur, analizó el incremento salarial que realizó el gobernador Alberto Rodríguez Saá, la suba en las asignaciones familiares, las recategorizaciones a empleados que en 10 años se jubilarán y el paso a planta permanente de aquellos que cumplieron 5 años como contratados en el Estado provincial. Además, repasó la recomposición de los sueldos de los trabajadores que el mandatario sanluiseño desarrolló en su gestión.

“Desde que asumió, el gobernador lleva adelante una recomposición salarial de los trabajadores”, señaló Natalia Zabala Chacur, ministra de Hacienda Pública.

“Desde que asumió, el gobernador lleva adelante una recomposición salarial de los trabajadores”, señaló Natalia Zabala Chacur, ministra de Hacienda Pública.

“El trabajo que hizo el Ministerio de Hacienda, que fue arduo, viene desde que asumió el gobernador Alberto Rodríguez Saá en su gestión. Venimos mirando mucho el escenario económico nacional, que es el que en definitiva marca las políticas macroeconómicas y nos da las pautas inflacionarias, que cada vez son más duras y difíciles de contrarrestar. Por ello procuramos siempre proteger el salario de los trabajadores de la administración pública. El gobernador hizo ayer un análisis histórico de cómo repercute la inflación en el país en los últimos años, y cómo San Luis llevó adelante su política salarial. En ese camino considero que la Provincia está posicionada en una situación ventajosa con respecto a la Nación y al resto de las provincias. Desde que asumió el doctor Alberto Rodríguez Saá, el Estado sanluiseño lleva adelante una seria recomposición salarial”, expresó la ministra en el inicio de la charla.

En cuanto a la crisis nacional que castiga a toda la Argentina, la contadora pública hizo hincapié sobre el modo en que San Luis administra sus fondos y los recursos que recauda. En ese sentido aclaró, que los valores nominales no se condicen con la situación inflacionaria real.

“El gobernador también remarcó que la crisis, desde que se acentuó a nivel nacional y después de la devaluación en sus valores más grandes, generó que la recaudación también disminuyera en términos reales. La Provincia recibe quizá más dinero a nivel nominal pero menos a nivel real, porque la inflación lo está superando. La recaudación está creciendo por debajo de los valores inflacionarios. Con lo cual los esfuerzos de administración son mucho más grandes que en una época de estabilidad, o cuando la inflación es acompañada por la recaudación. Claramente estamos perdiendo el poder adquisitivo también en cuanto a recaudación, que es menor”, explicó la funcionaria.

“En este sentido es muy importante tener el fondo anticrisis. Por eso todas las decisiones que se toman tienen que estar siempre garantizadas para aplicarse o ejecutarse. Ayer me preguntaron eso y me consultaron si teníamos las finanzas ordenadas y sanas o en condiciones de asumir esta responsabilidad. Obviamente que sí. El gobernador es sumamente cauteloso y toma todos los recaudos que se merecen y no toma ninguna decisión sin analizar todo. Además, para mayor tranquilidad, todos los cálculos se hicieron sin contemplar el flujo de ingresos y gastos del pago de la deuda que la Nación mantiene con la Provincia. En consecuencia, en el peor de los escenarios, si el Gobierno nacional no quisiera pagarnos lo que nos debe, también estamos en condiciones de hacer frente a este gasto”, añadió.

Más aumentos salariales y mejoras previsionales

En otro tramo de la charla, Zabala Chacur se refirió al aumento del sueldo, la manera en que se aplicará, y también subrayó los beneficios sociales y previsionales que anunció el primer mandatario provincial.

“El aumento tiene varias aristas. Por un lado, es del 40 por ciento y se hará en cuatro etapas de 10 por ciento cada una. La primera es la del mes de marzo y se hará efectiva a fines del mes en curso, el 29 del corriente mes. La segunda etapa será en julio, la tercera en octubre y la cuarta y última en diciembre. Eso totaliza el 40 por ciento anual, cuando la inflación oficial esperada llega al 30 por ciento en el año”, destacó.

“Por otro lado, hicimos un gran esfuerzo para subir las asignaciones familiares y el gobernador hizo una alusión o ejemplo en cuanto a la escala más baja, ya que las asignaciones se pagan según los ingresos, y también Alberto decidió una serie de recategorizaciones. Entre ellas llevar a la categoría más alta, la clase A, a aquellos empleados que están dentro del escalafón general y que tengan más de cinco años de antigüedad al 1° de abril y que, en el caso de las mujeres tengan cincuenta años en adelante, y en los hombres cincuenta y cinco años de edad. Todos sabemos que para jubilarse se considera el promedio de los últimos diez años de salario. Por ello consideramos la edad y como el tope máximo para jubilarse son 60 años para las mujeres y 65 para los hombres, la Provincia restó 10 años a ambos números y de ese modo creemos que contribuiremos para que, en los últimos diez años de labor, el salario del trabajador sea mejor e impacte en su jubilación”, sostuvo la funcionaria.

“Además, como en 2011, el gobernador decidió pasar a planta permanente a aquellos trabajadores que tienen más de cinco años de antigüedad al 1º de abril como empleados públicos dentro del escalafón general. A su vez, Alberto dispuso el aumento de los beneficios sociales para el Plan Solidario o Plan de Inclusión y las becas 22AG. En ese sentido, de $9.000 pesos que cobran hoy el plan en marzo pasarán a cobrar $9.900 y en julio $10.800. Las becas irán de $3.000 pesos que cobran a $3.300 en marzo, para luego pasar en julio a percibir $3.600”, afirmó.

Nota, foto y video: ANSL.