Es uno de los más experimentados y reconocidos pianistas de San Luis. Con la humildad y sencillez de los grandes, trabaja intensamente junto a músicos de distintas edades en las canciones que sonarán el 1 de febrero en el escenario del Festival Nacional de Folclore, cuando la delegación puntana se presente en el segmento Postales de Provincia.

Destacado por sus pares y en el ámbito musical de San Luis, a Sergio Muriel le cuesta hablar sobre él y su talento. Hace hincapié en la buena relación que entabló con los nuevos valores que en esta oportunidad trabajan con él.  “No conocía a todos los músicos con los que estoy trabajando. Son excelentes y tienen buen trato. Eso es muy importante”, expresó el pianista.

Cuando se lo consultó por la tarea que desarrolla el destacado equipo de músicos y productores musicales, resaltó el trabajo de cada artista del grupo y con pocas palabras describió su rol que, aunque quiera minimizarlo, es muy importante.

“Ahora estamos en la etapa de grabación con todos los músicos para que quede el registro. La tarea la realiza Martín Quinzio. Vale la pena destacar que todos los temas que interpretaremos en Cosquín se escucharán en vivo. Estoy muy contento con todo lo que estamos haciendo”, dijo.

De manera resumida se puede decir que el trabajo del pianista Sergio Muriel fue realizar arreglos de piano para varios cuadros entre ellos un gato y una tonada, que son temas originales, creados especialmente para esta presentación.

“Sobre este trabajo hice algunos arreglos y otros están a cargo de Sergio Zabala que es un fuera de serie, es de Concarán. Él le está poniendo música (guitarra) a las cuecas y compartimos arreglos de piano y de guitarra en el gato. Marcelo Vivas fue encargado de componer dos temas, un gato y una tonada, y ambos le hicimos algunos arreglos para que los cantantes y bailarines tuvieran lo antes posible el tema terminado para ensayar”, expresó Muriel.

 

Nota y foto: Prensa Cultura.