El ministro de Seguridad, Diego González, se reunió con el intendente calerino, Fernando Sosa, para tratar temas relacionados a la comisaría y la nueva fábrica de cemento, que redoblará la población, por lo que se buscará tener más control y prevención en la localidad.

El intendente Fernando Sosa reunido con el ministro Diego González.

El intendente Fernando Sosa reunido con el ministro Diego González.

La reunión se realizó en el despacho ministerial en Terrazas del Portezuelo. Al salir, Fernando Sosa, manifestó que quedó “muy conforme con el encuentro, a partir del cual diferentes situaciones tendrán solución”. Adelantó que ambos funcionarios se volverán a reunir y que el jefe de Policía de la Provincia, Fabricio Portela, visitará la comisaría de La Calera.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Diego González, manifestó: “El intendente está preocupado por la duplicación de la población que se produce por las personas que trabajan en la nueva fábrica de cemento. Este es un desafío en materia de seguridad pública. Cotejaremos la información, la nómina del personal de la empresa y sus datos filiatorios teniendo en cuenta que es una migración importante; tarea que estará a cargo del nuevo personal de la comisaría de La Calera”.

González explicó que, como parte del Programa de Puesta en Valor de las Comisarías del Interior, “de la periferia al centro, como nos enseña el gobernador Alberto Rodríguez Saá, se ha cubierto la totalidad de las mejoras edilicias urgentes y de equipamiento de la Unidad Regional V, con sede en la localidad de San Francisco”.

 

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Seguridad.