La ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, calificó a la eliminación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva por parte del Gobierno nacional como “una clara intención de dejar fuera de agenda a la ciencia y la tecnología”.

“Estamos condenando a la Argentina a sacar gente valiosa del país, a la fuga de cerebros”, señaló la ministra Alicia Bañuelos.

“Estamos condenando a la Argentina a sacar gente valiosa del país, a la fuga de cerebros”, señaló la ministra Alicia Bañuelos.

Ante la eliminación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva por parte del Gobierno de Mauricio Macri, los representantes de las áreas ejecutivas provinciales responsables de las políticas públicas de Ciencia, Tecnología e Innovación de Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Formosa, La Pampa, La Rioja, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Tucumán y Entre Ríos se reunieron en Chaco y elaboraron un documento en rechazo y repudio a esta medida.

En tal sentido, Bañuelos dijo que “en esta reunión de ministros que está sucediendo en el gabinete, la ciencia y la tecnología no están”, y argumentó: “Si uno lo mira desde el punto de vista de cuál es la reducción presupuestaria, el personal que hoy depende del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación,  son alrededor de 300 personas, o sea, que no es por un problema presupuestario, esto es una clara intención de dejar fuera de agenda a la ciencia y la tecnología”.

“Esto es gravísimo: si le sumamos al hecho de que están reduciendo los presupuestos de Ciencia y Tecnología en las universidades nacionales, se reduce el ingreso a la carrera del Investigador Científico y Tecnológico del CONICET (Consejo Nacional de Ciencia y Técnica) a gente joven, estamos condenando a la Argentina, nuevamente, a sacar gente valiosa de la república o sea la emigración de cerebros”.

“Es grave porque habla de una falta de estrategia respecto del futuro. Estamos entrando a la cuarta revolución industrial, no hay grupo de investigación en el mundo y sectores económicos  que no estén hablando de la economía relacionada a esta cuarta revolución industrial como la Economía 4.0, y en la Argentina le bajamos el rango, le sacamos presupuesto a la investigación científica que es el núcleo de este nuevo estado económico. La situación es grave por las implicancias presentes y futuras, y por esta ceguera de no entender la realidad mundial”.

“Uno escucha el discurso del Gobierno, lo escuchás hablar a Macri y hablan de progreso y desarrollo y después le cortan el presupuesto a los sectores de investigación eso quiere decir condenar a la Argentina a un modelo agroexportador, y no tengo ninguna duda que hay cierta intencionalidad política: hay una ceguera respecto de ver la realidad mundial esta revolución científica y tecnológica que es el promotor, la semilla de esta nueva revolución industrial y la Economía 4.0. Si a esa semilla le cortás todas las alas, no va a crecer, entonces, la Argentina queda relegada a no tener el desarrollo que debería tener”, concluyó.