El gobernador Alberto Rodríguez Saá se reunió con la plana mayor de la Policía provincial, y le solicitó a la nueva división encargada de proteger los recursos naturales que, “además de controlar los incendios, cuiden los lagos, ríos y el manejo de la basura”.

“No es que nosotros vamos a ir a recoger las bolsas. No. Sino que vamos a corroborar que estén los tachos, que el turista tire las cosas, amablemente llamarle la atención, porque nosotros hacemos mucho hincapié en el cuidado del medio ambiente”, señaló este lunes por la tarde durante una reunión con la plana mayor de la Policía en Terrazas del Portezuelo.

Otro de los focos de esta división especial será el agua. El gobernador pidió elaborar informes periódicamente sobre la contaminación y compartir esta iniciativa puntana: “Lo ideal es que ustedes puedan ir a otras provincias y decirle a cualquier provincia argentina o en cualquier lugar del mundo: ‘Nosotros los policías en San Luis, cuando vamos a la sierra o la montaña, pasamos por un río, generalmente bajamos y probamos el agua, porque es agua pura. Lo hacemos en todos los ríos de San Luis’. ¿Alguien se anima a decirme si esto en otra provincia pasa? Generalmente en el Riachuelo, en La Matanza o en el Río de la Plata eso no pasa. Que eso tampoco pase aquí en San Luis, porque aquí hay mucho territorio, pocos habitantes, y es fácil mantener el agua con la mayor limpieza y pureza que nos merecemos los puntanos”.

Rodríguez Saá sugirió también trabajar con los bomberos, por ejemplo, en la confección de un sistema de multas para vehículos que arrojan desperdicios de las obras en construcción. O diseñar espacios para dejar los escombros.

“Creamos un círculo virtuoso de la economía. Vos tirás acá y vos sacás de acá. Cuando sacás se cobra y forma su metodología, y eso es muy bueno”, dijo.