El ciclista puntano, con tan sólo 18 años, fue contratado por el Team Start Gusto de Bélgica para correr el calendario europeo.

El ciclista puntano fue contratado por el Team Start Gusto de Bélgica.

El ciclista puntano fue contratado por el Team Start Gusto de Bélgica.

Nehuén Bazán vive un presente de novela. Cuando empezó a dar los primeros pasos en el ciclismo siempre soñó con ser profesional y vivir de esto, pero nunca se imaginó que a los 18 años le iba a salir una oportunidad en Europa. Fue contratado por el Team Start Gusto de Bélgica (equipo continental) para correr el calendario europeo. Ya había tenido su chance en España, pero como juvenil, ahora lo está haciendo en la Sub 23. Y en su primera carrera terminó top 20 en una prueba que se disputó en Portugal. Todo un desafío para este sanluiseño que respira ciclismo todo el tiempo.

La nueva escuadra de Nehuén reside en Bélgica y tiene mucha participación en los diferentes tours. El sanluiseño tendrá la posibilidad de pasear su talento por África, América, Asia y toda Europa. Una oportunidad única que no quiere dejar pasar.

Este llamado no es producto de la casualidad. Es la tercera vez que tiene la chance de ir a Europa, pero en un equipo continental si es la primera vez. Ahora el nivel de competencias es otro. Tendrá los pesos pesados de todo el continente en frente, pero a este pibe no lo asusta la jerarquía de sus adversarios.

Hizo toda la preparación en San Luis. Fue décimo en el Argentino de Ruta Sub 23 que se corrió en La Plata. Fue protagonista en la tradicional Doble Difunta Correa y dio pelea en el Giro del Sol. Su entrenador es Claudio Claveles.

El equipo de Bazán reside en Oudernaarde, que es donde también están establecidos grandes escuadras profesionales, pro-tour y continentales. Ahí se disputa la Vuelta Flandes y clásicas como la Paris Roubaix.

Portugal fue su primera cita, pero la seguidilla de carreras es muy extensa. Competirá en Francia, Alemania, Bélgica –en dos oportunidades-, Hungría y Polonia. Son pruebas de tres y cuatro días. Circuitos muy técnicos. Con etapas llanas y de montaña. Fue bien preparado, pero estas primeras carreras servirán de experiencia para tratar de ir creciendo con el correr de las pruebas.

Este proyecto de desembarcar en Europa lleva algo más de cinco años. Más allá del talento que pueda tener un deportista, se necesitan varias cosas para que los resultados lleguen. Son muchas horas de entrenamiento. Dejar de lado la familia. Estar ausente en fiestas. Hacer magia para dividir el tiempo entre las prácticas y el estudio. Si bien es cierto ya terminó la escuela secundaria, la idea de Nehuén es estudiar Administración de Empresas. “Ser deportista de élite y el estudio pueden ir de la mano”, dijo el puntano con voz firme y segura.

Es un camino largo. Bazán está dispuesto a dar lo mejor. A arriesgar cada día por esta disciplina que tanto le apasiona. Tiene el apoyo de su familia. Está todo dado para que este puntano de exportación llegue bien lejos en este camino que se trazó.

Nehuén sabe que lo mejor está por venir.

 

Nota y foto: Daniel Valdés.