El ministro de Gobierno, Justicia y Culto, Eduardo Mones Ruiz, inspeccionó este jueves las instalaciones para evaluar las medidas a tomar sobre una obra realizada con severas irregularidades que comenzó a deteriorarse a los pocos meses de inaugurada en 2015.

“Vamos a trasladar provisoriamente la atención al público a otro espacio físico, estamos evaluando las posibilidades porque debemos garantizar la seguridad de los usuarios y empleados, y a simple vista el edificio muestra claras evidencias de peligrosidad en distintos aspectos”, explicó el ministro.

Se trata de una obra inaugurada en octubre de 2015 realizada por una empresa, que a pesar de haber sido notificada en reiteradas ocasiones que solucionara los problemas generados por la mala edificación, nunca los resolvieron  y el resultado es que en la actualidad corre riesgos de derrumbes de algunos sectores del techo y problemas eléctricos.

 

La sala de matrimonios ya fue clausurada.

“El edificio que fue inaugurado durante el anterior gobierno está en riesgo; esto demuestra el pésimo el nivel de las obras púbicas que se realizaban en ese momento. Enormes inversiones, malas construcciones y terminaciones; pero sobre todo nula responsabilidad de la empresa que en este caso hizo la obra”, agregó Mones Ruiz.

Junto a la empleada del Registro Civil, el titular de la cartera recorrió todo el edificio conformado por una sala de matrimonio, una de atención al público, un archivo, tres baños y cocina.

“Me comprometo a realizar todas las gestiones para ponerlo en condiciones lo antes posible”, concluyó.