El gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá, invitó a los maestros puntanos a innovar para superar la crisis del sistema de convivencia. Además se refirió a las Escuelas Generativas como “una obra de arte que busca la mejor calidad educativa”. 

El gobernador compartió una cena con docentes.

El gobernador compartió una cena con docentes.

Con la idea de reflexionar sobre el rumbo y los pilares pedagógicos puntanos en un contexto distendido, el Ministerio de Educación organizó un ciclo de encuentros con docentes de las seis regiones educativas, que ha congregado a 1.400 maestros. Este viernes la propuesta llegó a San Francisco del Monte de Oro, donde asistieron 150 integrantes del sistema educativo para compartir una cena, que fue encabezada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá.

El mandatario inició sus palabras aludiendo a Domingo Faustino Sarmiento, en vísperas del Día del Maestro, y resaltó el primero de los pilares de la educación provincial: la escuela pública y gratuita. “No hay nada más democrático, más igualitario y justo. Es un ejemplo en el mundo lo que ha hecho la Argentina en ese sentido”, aseveró.

Otro sostén en el que puntualizó Rodríguez Saá es el salario docente. “Dimos el mayor aumento en el país. Pero tenemos que trabajar todos para que sea siempre el mejor”, afirmó. Seguidamente, aludió al tercero y resaltó que debe ser la búsqueda permanente de la calidad educativa.

Rodríguez Saá hizo referencia a las Escuelas Generativas, la iniciativa puesta en marcha por la Provincia.

Rodríguez Saá hizo referencia a las Escuelas Generativas, la iniciativa puesta en marcha por la Provincia.

El cuarto pilar, según precisó el gobernador, es la innovación. “Hay una crisis en el mundo y creo que la innovación es la forma de salir. Permitámonos innovar libremente. El que quiera innovar que lo haga, y quien no quiera que no lo haga. Porque no tenemos la receta. Quien esté convencido de que está bien como está, que siga así; el que quiera cambiar, que cambie. Probemos: si nos equivocamos, retrocedemos rápidamente. Nos podemos equivocar, pero debemos tener la capacidad de rectificar raudamente”, puntualizó.

Al respecto, adelantó que la semana próxima llega a la provincia la diseñadora holandesa Rosan Bosch, quien vendrá a dar una conferencia sobre nuevas tendencias arquitectónicas y de amoblado para los espacios educativos. “Podemos innovar en el mobiliario, en los contenidos, en las formas”, ejemplificó. Y llamó la atención respecto de criterios que están desfasados con la época actual. “En la libreta escolar hay cuatro casilleros para la asistencia y sólo uno para matemática”, dijo.

Escuelas Generativas, una apuesta al cambio

Rodríguez Saá también hizo referencia a la iniciativa de Escuelas Generativas que puso en marcha la provincia. “La palabra ‘generativa’ la tomamos del arte generativo, que nació en la Argentina, y consiste en que la obra nace en un punto y se sabe que terminará en una obra de arte. La Escuela Generativa parte de un punto, que es hacer jugar a los chicos, y sabemos que vamos a terminar en una obra de arte, que es la mejor calidad educativa para los chicos”, aseveró.

Respecto de la libertad de criterio para abordar la actividad pedagógica en la provincia, el mandatario concluyó: “Tenemos que buscar la forma para convivir, mejorar la educación con libertad, sin imposiciones. Algunos se asustan porque como no se impone nada, no hay contra qué pelear. No tenemos que pelear”.

Nota y fotos: Darío Calderón – Prensa Ministerio de Educación.