El ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción, Cristian Moleker, abrió este miércoles en Villa Mercedes la última capacitación del año destinada a los ingenieros agrónomos matriculados que estarán a cargo de la confección de los planes de manejo de suelo y forestación en la Cuenca El Morro. En este contexto, el titular de la cartera medioambiental destacó el vínculo entre el sistema productivo, científico y tecnológico de San Luis en el abordaje de la emergencia ambiental que afecta a la provincia.

El ministro Cristian Moleker abrió este miércoles, en Villa Mercedes, la última capacitación del año destinada a ingenieros agrónomos.

El ministro Cristian Moleker abrió este miércoles en Villa Mercedes la última capacitación del año, destinada a ingenieros agrónomos.

“Prácticas estructurales para el control de la erosión hídrica en la Cuenca El Morro” es el nombre de la última capacitación del año, destinada a los profesionales que estarán al frente de la confección de los planes de manejo de suelo y forestación para los campos afectados por el desbalance hídrico en la zona. La actividad se desarrolla del 17 al 19 de agosto en la Estación Experimental Agropecuaria San Luis (INTA), en Villa Mercedes.

Hasta allí llegó el titular de la cartera de Medio Ambiente, Campo y Producción, Cristian Moleker, quien fue el encargado de la apertura del encuentro. “Hemos dado un salto cualitativo importantísimo a nivel general en el abordaje de la emergencia en la Cuenca El Morro. Todos estamos abocados a esta problemática, no sólo es el gobierno provincial, sino todo el sistema productivo, científico y tecnológico de San Luis”, reflexionó el funcionario, bajo la atenta mirada del auditorio.

Si bien señaló que se ha transitado por etapas de estudios, capacitaciones y discusiones, entre otros aspectos, aseguró que aún queda lo más difícil: el cambio cultural de los productores. “En la última reunión que tuve con la Sociedad Rural, noté un mayor compromiso por parte de los productores. Como así también un mayor entendimiento sobre las causas de esta problemática y la manera en la que el Gobierno de San Luis la aborda”, expresó.

A su vez, subrayó que resta mucho trabajo por delante y que el diálogo es primordial: “Debemos discutir, contar y explicar las causas y los porqué de las soluciones que se proponen”.

Finalmente se refirió a la importancia del abordaje integral que se le da a la problemática: “Si logramos un cambio sustancial en las prácticas agrícolas de la Cuenca El Morro -en el término de uno o dos años-, creo que podremos después replicar esta metodología en otros lugares de la provincia que vivan situaciones similares”.

Sobre la capacitación

Durante las tres jornadas del curso “Prácticas estructurales para el control de la erosión hídrica en la Cuenca El Morro”, los ingenieros agrónomos y profesionales afines estudiarán conceptos como el análisis de la erosión potencial de la unidad de manejo; elección de las obras estructurales para el control de escurrimientos superficiales y concentrados; clase práctica sobre suelos: topografía y cálculos de terrazas, diseño y caudales de escurrimientos, entre otros.

De esta manera, y habiendo transitado un largo camino, en el que se abordaron aspectos como la “Gestión de suelo y agua en la Cuenca El Morro, “Sistemas silvopastoriles”, entre otros temas, se dará por finalizado el ciclo de capacitaciones 2016, destinado a los encargados de la confección de los planes de manejo de suelo y forestación.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.