En horas de la madrugada, un grupo de jóvenes ocasionaban disturbios y se agredían arrojando elementos contundentes en la intersección de Avenida Illia y Falucho. Un efectivo de la Policía que intervino para separarlos recibió un golpe con una botella.

El Personal del grupo especial G.E.O.T.U. intervino para disuadir y calmar a las personas que se encontraban causando disturbios

El Personal del grupo especial G.E.O.T.U. intervino para disuadir y calmar a las personas que se encontraban causando disturbios

Cerca de las 6:40, frente a un local ubicado en Avenida Illia y Falucho, un grupo de alrededor de treinta personas ocasionaban disturbios y se agredían arrojando elementos contundentes, consignó el Departamento de Relaciones Policiales.

El personal del grupo especial GEOTU intervino para separar a los jóvenes, quienes se encontraban en aparente estado de ebriedad. En la oportunidad, uno de los jóvenes arrojó una botella contra un policía, impactando en el pecho del mismo; gracias a que tenía la protección del chaleco antibalas, no sufrió lesiones de consideración.

El agresor se dio a la fuga y fue interceptado en calles Pringles y Constitución, donde se determinó su identidad y que era menor de edad. El personal de Comisaría del Menor trasladó al joven y posteriormente lo entregó a sus padres.