Gabriel Guillar culminó con la travesía “Remando con el Corazón, de 900 km en kayak con Inti Anti en la Patagonia Argentina”, al completar el recorrido total que desarrolló desde el 12 de noviembre en las aguas de los ríos Limay y Negro, en las provincias de Neuquén y Río Negro.

Pedro Daverio y Omar Linares acompañando en los últimos tramos a Gabriel Guillar.

Pedro Daverio y Omar Linares acompañando en los últimos tramos a Gabriel Guillar.

Después de agotadoras jornadas de remo arriba de su kayak y de acampar a la vera de los ríos por donde transitó, en la página de Facebook del club Inti Anti San Luis, fue contando su experiencia que resumió de esta manera: “Todo comenzó allá por el mes de febrero del 2014, cuando con Pedro Daverio, nos dijimos ‘¿Y si vamos a remar al Río Negro?’. Me puse a interiorizarme de las características del río, miré algunos videos sobre algunas remadas que se hicieron en el mismo, me puse a preguntar a otros amigos kayakistas de otras provincias, para tener información en primera persona de experiencia vividas, y poder en función de eso, poder preparar el proyecto”.

“Eso me llevó un par de meses, hasta que decidimos llevar adelante un ambicioso proyecto: Remar todo el Río Negro desde Neuquén hasta Viedma, y además hacer un tramo más desde una localidad, Senillosa, sobre el Río Limay para no tener inconvenientes con la importante represa del Chocón. El recorrido era de 900km”.

“El objetivo ya estaba fijado, ahora nos quedaba lo más duro, que era entrenar, prepararse física y mentalmente, organizar, planificar, pensar hipótesis de riesgos para tomar acciones preventivas, automotivarse en todo momento para dejar lo mejor de uno mismo en cada una de las cosas que haríamos para llevar adelante esta idea”.

“Darle el marco y sentido a esta travesía fue fundamental. Por ese motivo la llamamos “Remando con el Corazón”, ya que consideramos que podía ser un gran aporte a la sociedad el hecho de difundir la travesía, y que este logro motivara a más personas a hacer deportes al aire libre en contacto con la naturaleza, y sin dudas que el kayakismo de travesía es una gran opción, sobre todo teniendo en cuenta que en San Luis tenemos lugares ideales para tal fin”.

“Este proyecto es un humilde aporte para que se animen nuestros seguidores a conquistar metas, a seguir soñando y a nunca bajar los brazos. Estamos convencidos que con al hombre en contacto con la naturaleza, acompañado de entrenamiento físico, le sirve para tener una mejor calidad de vida (este es el pensamiento de todos lo que integramos el Club Inti Anti San Luis)”.

“Presentamos el Proyecto de la “Travesía en kayak 900 km en la Patagonia”, y rápidamente tuvo una importante repercusión tanto en San Luis, como en la provincia de Río Negro, distintos medios se hicieron eco de esta idea”.

Se declaró de interés legislativo en la Cámara de Diputados de la provincia de San Luis, como también de interés Municipal en el Concejo Deliberante de la ciudad de San Luis.

El Ministerio de Deportes de la provincia de San Luis, colaboró para solventar algunos gastos de este importante desafío sin antecedentes en la provincia de San Luis.

Meses y meses de duro entrenamiento remando varios días a la semana algunos lagos de San Luis, horas corriendo y subiendo cerros para mejorar el aspecto aeróbico. Todo, para ponerse a punto y a la altura de las circunstancias, teniendo en cuenta que el proyecto requería de un gran esfuerzo.

“Reuniones previas con Pedro, con Karina, Agustina y con mi papá para coordinar el viaje hasta General Conesa que sería el punto de encuentro el jueves 20/11/14. Ellos ese día viajarían desde San Luis, yo debía llegar a Conesa a la tarde de ese día para arrancar al día siguiente el tramo final junto con Pedro Daverio”.

“Charlas con Karina Álvarez de cómo haríamos al difusión,calcos para plotear los kayak, llevar un remo de repuesto, colocar ojales metálicos a las tapas de gomas de los tambuchos para luego atarlos y evitar que se pierdan durante la remada, botiquín lo más completo posible, notas periodística con Daniel Ferrer de Viedma, y muchas cosas más que vienen a mi memoria”.

“Cargamos con Italo Chavero (amigo del alma integrante de la Comisión del Club Inti Anti), en el GPS el recorrido programado durante meses mirando el Google Earth. Y sería el que nos indicaría distancia, velocidad, lugar de acampe, ruta a seguir, etc”.

Misión cumplida. después de remar más de 900 kilómetros, Guillar festeja su logro.

Misión cumplida. después de remar 900 kilómetros, Guillar festeja su logro.

 

Los dos últimos días de la travesía

 

Guillar recuerda el sábado 22 de noviembre de la siguiente manera: “Guardia Mitre – San Javier. Imponente lugar, una mañana espectacular, descansados y con más ganas que nunca de seguir ya que nuestro objetivo estaba a menos de 100 km.”

“A las 9:00 nos encontramos con el destacado Omar Linares, que nos estaba esperando en el medio del río, en su K1 de entrenamiento. Nos saludamos como si fuéramos amigos de toda la vida, cuando en realidad nunca nos habíamos visto, solo nos unía la pasión por el kayakismo y la solidaridad para ayudar a concretar esta meta.A los pocos minutos estábamos tomando mates con nuestro equipo terrestre, mas emociones y alegría de solo vernos. Antes de seguir río abajo quedamos de acuerdo que a las 20:00 “Livio & Cia.”, nos esperarían en un Camping en San Javier, propiedad de Miguel Ángel Cacho, amigo de Omar, con un asado para todos”.

“Nos deleitamos con las historias de Omar Linares, sus carreras, sus logros deportivos, participo 24 años en la Regata del Río Negro y fundamentalmente su estilo tan propio, que nos demostró la excelente persona que es”.

“A las 18:00, veníamos charlando los tres, navegando muy tranquilos, y de un momento a otro salió remando desaforadamente Omar, al grito de “Chancho! Chancho! Chancho!”, para intentar atrapar a unos chanchos jabalí que cruzaban nadando por el río. Con Pedro casi nos morimos de risa, fue algo súper gracioso, los chanchos no sé si escapaban por los gritos de Omar, o por las tremendas carcajadas nuestras, en el medio del río. No pudo atrapar a ninguno, por más que agarró de la oreja a uno, se le escapó”.

“A la hora programada, con una puesta de sol alucinante llegamos a San Javier y nos comimos un asado espectacular hecho por mi papá, brindamos y nos acostamos muy felices, porque solo nos faltaban 23 km para llegar al puente de Viedma – Carmen de Patagones. Estábamos a un paso de hacer realidad esta ‘utopía’ “.

El último día, domingo 23 de noviembre fue recordado así: “San Javier – Viedma: Otro sueño hecho realidad”.

“¡Qué sensación tan intensa y extraña la de este día! Estábamos a sólo 3 horas de hacer realidad un sueño. Estábamos a solo 180 minutos de cruzar ese puente que tantas noches no nos dejaba dormir. Estaba en la antesala de encontrarme con ese lugar que convertiría un sueño en un grato e inolvidable recuerdo que me acompañará toda mi vida. Amanecimos, tomamos mates desde las 6:00 y a las 8:00 salimos con Pedro y Omar, remando muy tranquilos, disfrutando, con el objetivo de llegar a las 12 hs al puente, donde allí nos esperarían y documentarían con fotos este momento”.

“Karina, Agustina y mi viejo, salían de San Javier, para llegar a Viedma, e ir con Vanesa, la señora de Omar, a la Escuela de Canotaje de la Municipalidad de Viedma y preparar un asado de festejo”.

“Luego de 10 días de intensas remadas de más de 12 horas diarias, sin tomarme ni un día de descanso, con más de 180.000 paladas para recorrer los casi 900 km, el sueño se hizo realidad. Solo puedo decir gracias a todos, gracias a la vida que me ha dado tanto”.

“Para mí fue un honor representar a la provincia de San Luis, y con Inti Anti, demostrar una vez más que los límites sólo son mentales.Vamos por más que lo mejor está por venir”, finalizó diciendo Guillar.

La bandera de San Luis a orillas del río Negro.

La bandera de San Luis a orillas del río Negro.

 

http://intiantisanluis.com.ar/club/index.php/900-km-en-kayak-en-el-rio-negro-noticias/52-noticias/329-travesia-en-kayak-por-la-patagonia-testimonio-de-gabriel-guillar.html