Un grupo de 40 alumnos del plan educativo 20/30 viajó rumbo a las Lagunas de Guanacache, Desaguadero y del Bebedero, con el objetivo de profundizar sus conocimientos acerca de los azudes construidos por el Gobierno provincial, que dieron inicio a la recuperación de una parte de los Humedales. Además, recorrieron el maravilloso paisaje de las Salinas del Bebedero. 

Un grupo de 40 alumnos del Plan participó de la iniciativa Descubriendo los Humedales del Río Desaguadero

Un grupo de 40 alumnos del Plan participó de la iniciativa Descubriendo los Humedales del Río Desaguadero

Con múltiples acciones, la política ambiental de San Luis ha generado grandes cambios a lo largo de toda la geografía provincial. Una de las iniciativas más importantes de este año fue la construcción de dos azudes, que dio inicio a la recuperación de los Humedales del Río Desaguadero, del cual derivan las lagunas de Guanacache, Desaguadero y del Bebedero.

A partir de la iniciativa “Descubriendo los Humedales del río Desaguadero” -propuesta que nace de un grupo docente del plan 20/30-, más de 40 alumnos del proyecto educativo llegaron hacia este maravilloso entorno natural, situado al noroeste de la capital provincial. El objetivo fue conocer en detalle las políticas ambientales que impulsa el Gobierno de San Luis en todo su territorio.

Durante el viaje, los alumnos conocieron de cerca el funcionamiento de los azudes: gaviones revestidos con hormigón, de seis metros de alto y una longitud de más de 750 m, que permiten bajar las velocidades de las crecientes del río, e impedir su erosión y las de sus márgenes, a fin de que se produzca el progresivo embancamiento del agua, se eleve y desborde la cota del río, hasta formar nuevamente los humedales.

Los estudiantes del plan 20/30 estuvieron acompañados por ocho docentes, que explicaron el sistema lagunario de Guanacache, Desaguadero y del Bebedero, ubicados en la zona limítrofe de San Luis, Mendoza y San Juan. En este sentido, detallaron que, del lado de San Luis, abarca la región del río Desaguadero, de Norte a Sur. Constituye un sistema de lagunas y bañados encadenados, alimentados por los ríos Mendoza, San Juan y, esporádicamente, por los desagües del Bermejo.

La última parada fue en las Salinas del Bebedero, un entorno natural compuesto por un yacimiento de cluoruro de sodio

La última parada fue en las Salinas del Bebedero, un entorno natural compuesto por un yacimiento de cluoruro de sodio

El último viaje fue hacia las Salinas del Bebedero: un entorno natural compuesto por un yacimiento de cloruro de sodio. Allí, los jóvenes pudieron fotografiarse y retratar este maravilloso recorrido medioambiental. Además, se interiorizaron sobre la fábrica de sal más importante del país, con diseños propios y tecnología europea. Dicha empresa, con la marca “Dos Anclas”, abastece a la Argentina, países limítrofes, industrias químicas, lácteas y alimentarias, entre otras.

Colaborando con el Planeta

Sebastián Reynoso (31), alumno del plan 20/30 de La Punta, brindó detalles sobre el trabajo de investigación del proyecto “Descubriendo los Humedales”. “Desde un principio me pareció muy interesante la idea de recuperar un patrimonio tan importante para nuestra provincia”, relató.

Junto a sus compañeras, María Vallejos, Nancy Rodríguez y Patricia Magi, realizaron un trabajo centrado en la problemática ambiental y la falta de concientización sobre la provocación de incendios forestales.

En cuanto a la experiencia del viaje de estudio, expresó: “Me impactó la construcción de los azudes, es algo fantástico. Además, conocimos la historia del lugar, su geografía, su flora y su fauna, entre otros aspectos”. Sobre las Salinas, describió: “Es un lugar único, con un paisaje deslumbrante”.

Por su parte, la alumna Vanesa Rodríguez (28) manifestó que el cuidado del medioambiente y el regreso de la flora y la fauna a esta región es un gran aporte para la naturaleza. Al igual que Sebastián, quedó sorprendida por el paisaje de las Salinas: “Me quedé asombrada con las montañas de sal. Es una belleza única y la tenemos en San Luis”.

Luis Covassin, tutor virtual e integrante de uno de los proyectos, realizó un balance sobre el primer viaje de estudios: “El éxito de esta experiencia natural motivó la participación y el aprendizaje de los alumnos, agregándole valor en competencias y estilo colaborativo”.

Nota y foto: Prensa Universidad de La Punta