La moratoria impositiva provincial ofrece descuentos del 50% con pago al contado

La moratoria impositiva provincial ofrece descuentos del 50% con pago al contado

ENTREVISTA CON EL DIRECTOR, ADOLFO SÁNCHEZ DE LEÓN
sábado, 06 abril de 2024 | 13:18

“El Carrillo busca hacerle la vida más fácil a los ciudadanos que acceden a la salud pública”

Cuando el 1° de abril el gobernador Claudio Poggi realizo la apertura de las Sesiones Ordinarias de la Legislatura Provincial, destacó algunos logros muy importantes del principal centro de salud de San Luis en los primeros tres meses de gestión. Para interiorizarnos más sobre la marcha del hospital, su director, Adolfo Sánchez de León, brindó detalles de la atención y los objetivos que se propuso.

-¿Cómo encontró el hospital el 10 de diciembre pasado?

-Al asumir nos encontramos con un hospital con características de sanatorio privado en cuanto a la atención de los pacientes, y de sector público para los trámites administrativos. Todo al revés de lo que debe ser. O sea, a los pacientes con obra social que no tenían convenio les cobraban cifras escandalosas; mientras que para los trámites administrativos estaba todo altamente burocratizado. Esto producía un choque permanente entre los pacientes y la admisión, lo que se traducía en un maltrato constante. También nos encontramos un hospital totalmente disociado del resto del sistema de salud y que rechazaba pacientes por falta de turnos.

-Justamente son las áreas de mejora que el gobernador destacó en su discurso de apertura en sus primeros meses de gestión…

-La indicación del Gobernador fue muy clara, incluso desde su campaña electoral. Nos pidió revertir esa situación y en estos primeros tres meses hemos avanzado mucho. En primer lugar, no se cobra más a los pacientes. En segundo, se han mejorado los procesos administrativos. También hemos comenzado a integrar al hospital al resto del sistema de salud. Hoy la dirección de Atención Primaria de la Salud gestiona un cupo de turnos del hospital. Ellos deciden a quién asignarlos y cuándo. O sea que hoy es más fácil para un centro de salud conseguir un turno que antes. Estamos en el mismo camino con Medicina del Interior. Todo esto ha disminuido los conflictos entre el personal y los pacientes. Sabemos que aún falta mucho, pero el rumbo es claro y está trazado. En los tres meses siguientes vamos a consolidar estos cambios.

-En cuanto a los servicios médicos, ¿con qué se encontró?

-Nos encontramos con varios servicios muy ineficientes. Por ejemplo, el área de cirugía de tórax, al cual atendía un grupo de tres cirujanos de Mendoza encabezados por el doctor Peña, que en dos años realizó solo 61 procedimientos quirúrgicos y solo dos horas semanales de consultorio. O sea, solo se realizaban 2,5 procedimientos quirúrgicos por mes y ocho horas de consultorio. Eso significa que cada cirujano de este equipo de Mendoza operaba menos de una cirugía por mes. A valores de hoy eso le costaba al hospital 9 millones de pesos mensuales.

-¿Y qué medida tomaron?

-Sacamos ese equipo ineficiente y pusimos de jefe a un excelente cirujano de tórax de San Luis, el doctor Vital, acompañado por dos cirujanos de máxima excelencia de Córdoba, quienes no solo ya realizaron en estos tres meses 50 cirugías, o sea casi lo mismo que los anteriores en dos años, sino que tienen el compromiso de capacitar a nuestros médicos locales. Esto quiere decir que estamos haciendo casi 17 cirugías de tórax al mes, Además, hacen más de 48 horas semanales de consultorio y a un valor muy inferior a los anteriores.

 

-¿Hay otros ejemplos de mejoras de este estilo?

-Sí, en el servicio de cirugía vascular periférica, donde incorporamos al doctor Miranda, un gran referente en San Luis y a nivel nacional a quien nunca habían dejado trabajar en el hospital. También en ese servicio venían profesionales de otras provincias, ninguno de San Luis. Allí pasamos de unas 90 cirugías de baja complejidad por año a 98 cirugías realizadas en dos meses y medio. Quince de estas cirugías fueron de alta complejidad. También en este caso hemos eficientizado el gasto.

Otros ejemplos son el servicio de Cabeza y Cuello, en el que pasamos de 55 cirugías en dos años a 30 en dos meses con la incorporación del doctor Sánchez, un gran profesional puntano. Y en diabetología pasamos de 10 pacientes por semana a 80. Otros servicios que hemos mejorado son los de neurocirugía, oftalmología y neumonología, solo por nombrar algunos.

-O sea que además dieron más trabajo a los profesionales de San Luis…

-En todos estos casos hemos reemplazado equipos que venían de afuera, sin compromiso con el hospital, por otros integrados por puntanos, conocidos por la comunidad y comprometidos. En la gestión anterior primaba la amistad del directorio para con estos profesionales de afuera de la provincia. Hoy prima la eficiencia, la calidad médica y el compromiso con los pacientes. En todos los casos mejoramos tremendamente la productividad, la eficiencia y la calidad de atención. Las estadísticas son contundentes y no dejan margen para el relato o las mentiras.

-¿Y en materia de gastos?

-Hemos terminado con contratos millonarios que no aportaban beneficio alguno al hospital, marcando un ahorro importante. Por ejemplo, hemos rescindido contratos con empresas privadas para esterilización de insumos, lavandería y análisis de laboratorio, que representaban costos anuales exorbitantes para la institución. El servicio de esterilización, por ejemplo, le costaba al hospital, a valores de hoy, alrededor de 1.500 millones de pesos anuales; y el de lavandería otros 1.000 millones. En vez de externalizar estos servicios, ahora lo hacemos con personal del hospital. En ese sentido incorporamos 7 personas para lavandería y 14 para esterilización, lo que ha generado la contratación de mano de obra local, ya que las empresas que las realizaban eran de otras provincias. También rescindimos el contrato con un laboratorio de análisis clínicos, donde se derivaban muestras de pacientes del hospital. Ahora lo realizamos en nuestro laboratorio, que cuenta con excelentes profesionales Esto produce un ahorro de 60 millones de pesos anuales.

-¿Cuáles son los objetivos a futuro?

-En principio, en los próximos tres meses vamos a consolidar todos estos logros. Seguiremos realizando todos los cambios estructurales necesarios, El rumbo está claro. La inmensa mayoría del personal lo ha entendido así y ponen mucho empeño en lograrlo. Unos pocos no lo entienden o no quieren los cambios. Nos tomamos tres meses para evaluarlos y les dimos oportunidades a todos. Se debe entender que la prioridad es el paciente. Quien quiera seguir cobrándole a la gente, o no dando turnos, o hacerle realizar trámites innecesarios o con mal trato, no tendrá cabida en este hospital.

-¿Van a incrementar la cantidad de servicios?

-Sí, en particular en los de mayor demanda como traumatología, oftalmología, otorrino, cirugía general, cardiología, resonancia y tomografía. Implementaremos nuevos servicios como internación domiciliaria, cuidados paliativos y neurointensivismo. Vamos a implementar el Programa de Trasplantes de Órganos y Tejidos, comenzando por el trasplante renal. Desarrollaremos la docencia y la investigación con convenios con centros de referencia para proporcionar capacitación continua en emergencia, trasplante, cardiología y otras especialidades.

Sabemos que falta mucho para lograr lo que aspiramos. Esto recién empieza. Como dijo el gobernador Poggi en su discurso en el acto de Apertura de Sesiones Legislativas, iniciamos un proceso en el Carrillo para hacerle la vida más fácil a los ciudadanos que acceden a la salud pública.