PLAN PROVINCIAL DE ALFABETIZACIÓN
miércoles, 21 febrero de 2024 | 08:39

Ana María Borzone: “Educar es reescribir vidas”

La doctora en Filosofía y Letras e investigadora, que trabaja junto con su equipo y al ministerio de Educación en el Plan de Alfabetización Inicial ‘Queremos aprender’, dijo que la lectura y la escritura son habilidades centrales para niños, niñas y jóvenes puedan pensar(se) y construir su futuro.

“¿Qué vida escribimos cuando no les enseñamos a los chicos a leer ni a escribir y no aprenden ni en primaria ni en secundaria? ¿Qué futuro tienen? Ninguno”, plantea la doctora en Filosofía y Letras Ana María Borzone. Sin la habilidad básica de leer y escribir no hay ningún futuro, no hay posibilidad de significar la realidad, de pensar el mundo (el exterior y el interior) y expresarlo en palabras. Por eso, que el Gobierno provincial tenga la decisión política de trabajar por la alfabetización desde edades tempranas es esperanzador. “Con mucho compromiso, hemos empezado en San Luis a reescribir vidas, para que todas esas vidas tengan un futuro. Un futuro que muchos chicos en la Argentina han perdido”, aseguró la reconocida investigadora al finalizar la capacitación que brindó a referentes de alfabetización de la provincia como parte del Plan de Alfabetización Inicial ‘Queremos aprender’. 

Borzone cuenta con una vasta experiencia: hace 50 años que es investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). En ese organismo, ha desarrollado su carrera dirigiendo, ejecutando y prestando asesoramiento en proyectos de investigación, la mayoría centrados en los procesos lingüísticos y cognitivos que acompañan a la alfabetización (lectura y escritura) en diversas poblaciones. Además, se ha dedicado al estudio de los procesos de decodificación, comprensión lectora y escritura en edades tempranas y muy especialmente a la metodología de enseñanza en los contextos educativos, diseñando propuestas de alfabetización intercultural.

Junto con su equipo, la académica ha trabajado el proyecto ‘Queremos aprender’ con distintas comunidades, entre ellas urbano marginadas, originarias y rurales. En San Luis, su trabajo comenzó en 2023. “Empezamos con un grupo de escuelas que se sumaron voluntariamente al programa (Leamos 4.0) y a capacitar a los docentes. Entregamos materiales a los docentes y a los chicos. Y lo más importante es que se convocó a un grupo de docentes para que fueran ellos quienes acompañaran a sus pares. Los llamamos nuestros referentes”, explicó. 

Destacó que los maestros se comprometieron a transformar sus prácticas, a trabajar de otra manera, a capacitarse, algo que considera central. “No es suficiente con mandar material para los chicos o para los docentes. Es fundamental la capacitación y el acompañamiento”, que se hizo a través de encuentros periódicos, dijo. 




Si bien hubo cierta resistencia inicial, luego los maestros se sumaron y empezaron a ver cómo los estudiantes aprendían a leer y escribir y compartieron con otros sus logros. Eso atrajo a muchos educadores a querer participar también. “Hoy el objetivo es movilizar a toda la provincia. Y avanzar, porque trabajamos en sala de 5 del Nivel Inicial y en Primer Ciclo: primero, segundo y tercer grado. Este año queremos seguir con el segundo ciclo, de tal manera que los chicos ingresen al secundario comprendiendo textos, cosa que hoy no sucede”, refirió. 

Para la académica, que muchos estudiantes egresen del nivel medio sin saber leer y escribir no puede definirse más que como una “tragedia educativa”. “Tenemos un problema social de fondo, una epidemia que para mí es peor que el COVID, y es la epidemia del analfabetismo. San Luis se ha propuesto terminar con esa epidemia. Para eso tenemos la ventaja, la suerte de tener a esos referentes capacitados, que pueden acompañar y formar a nuevos docentes. Es muy importante lo que se ha hecho en San Luis y que se continúe el proyecto, que se amplíe, que se haga seguimiento, que sepamos dónde tenemos que intervenir”, consideró. 

El plan implica un proceso que llevará su tiempo, reconoció Borzone. “Pero estamos muy bien encaminados. Un cambio requiere el primer paso, que es la decisión política. Por eso el Gobernador (Claudio Poggi) ha estado en la reunión y ha manifestado la decisión política de acompañar, de apoyar. Y es muy importante también el rol del ministro de Educación, Guillermo Araujo”, cerró.