Destinada a pequeños y medianos emprendedores de la villa turística y la región, el objetivo fue brindarles las herramientas necesarias para acceder al carnet que reemplaza a la antigua libreta sanitaria. Estuvo a cargo de los ministerios de Salud y de Producción.

A lo largo de tres jornadas, pequeños y medianos productores de alimentos se capacitan sobre buenas prácticas y manipulación segura de materias primas, lo cual les permitirá poder obtener, mediante examen con el 70% de respuestas correctas, el carnet de manipulador de alimentos que, dando cumplimiento a la Ley 18.284, reemplaza a la actual libreta sanitaria y tendrá validez nacional por tres años.

“Obtener este carnet y acreditar saberes optimiza a los productores, y les brinda más tranquilidad a los consumidores”, expresó Fedra Santagata, jefa del Subprograma Auditoría Sanitaria, del Ministerio de Salud, quien insistió en que “este carnet es un nuevo instrumento que todos aquellos que manipulan, transportan o elaboran alimentos deben tener”.

Mauricio Pipitone, jefe del Subprograma Desarrollo Productivo y Comercial, del Ministerio de Producción, resaltó la importante concurrencia y el compromiso de los productores: “Estamos muy contentos porque la convocatoria superó los 160 asistentes, es una de las más numerosas. Es la tercera edición que realizamos, la primera fue en San Luis y la segunda en Villa Mercedes. Que ellos se capacitan habla del compromiso con los consumidores”.

Para quienes no pudieron asistir, tendrán la posibilidad de hacerlo en la próxima convocatoria que ya tiene fecha y lugar. Serán los días 16, 20 y 23 de mayo en el Mirador del Portezuelo, en la capital puntana.

Para consultas e inscripciones deberán ingresar a: https://productosmp.sanluis.gov.ar/Capacitacion/Index

Mejorar la calidad

“Es muy bueno tener información sobre nuestra actividad, todos estos cursos nos aportan mucho a nosotros y les brindan tranquilidad a los consumidores”, dijo Enrique Kunstler, productor cervecero de Merlo.

“Estos cursos ayudan muchísimo al crecimiento personal para que uno pueda lograr con el tiempo mejorar los productos que le llegan a la gente”, valoró Eliana Lucero, de la carnicería “La brava” de Merlo.

“Toda capacitación es importante para llegar a una excelencia en lo que le brindamos a la gente, todos los días se aprende algo nuevo”, destacó Roberto Serrano, productor de pastas caseras en la localidad de Carpintería.

Nota y fotos: ANSL