La última competencia del ciclismo femenino fue el Gran Fondo de 40 kilómetros por la zona serrana de San Luis, donde la merlina Rocío Ozán se quedó con el bronce en un sprint final.

El podio fue un calco de la contrarreloj individual, la mendocina Daniela Benedetti fue la ganadora de la medalla de oro y Javier Mansilla de O’Higgins se llevó la presea de plata.
Enorme producción de la ciclista de Merlo que subió a los 4 podios que tuvieron las mujeres, con un oro, una plata y dos bronces.
Hace algunos años comenzó corriendo en ciclismo de montaña y de a poco fue descubriendo la ruta y la pista y las adoptó como propias.
“Es un orgullo para mí ser la primera mujer en ganar medallas en el ciclismo en los Binacionales. Esto es el fruto del esfuerzo y del sacrificio que le pongo a cada entrenamiento”, había declarado ayer tras su tercer medalla.

 

Nota y fotos: Prensa Programa Deportes – ANSL.