El ministro de Seguridad, Luciano Anastasi, participó del acto y anunció que instruyó a los equipos técnicos para redactar una legislación que modernice la carrera penitenciaria. 

El Servicio Penitenciario Provincial conmemoró este viernes los 47 años de su creación, fecha que coincide con el Día del Agente Penitenciario que se celebra cada 16 de julio en homenaje a Nuestra Señora del Carmen, Patrona de las Cárceles e Institutos Penitenciarios. El ministro de Seguridad, Luciano Anastasi, participó esta mañana de la ceremonia que se realizó bajo estrictos protocolos en la Plaza de Armas del Complejo Penitenciario N° 1, ubicado en el kilómetro 8 de la Ruta 146.

“Este aniversario encuentra al Ministerio de Seguridad abocado de lleno con todos sus recursos y tiempo a la búsqueda de Guadalupe, pero a pesar de ello no podía dejar de estar presente en este día. Es elogiable el trabajo durante la pandemia que han desarrollado los 680 agentes penitenciarios (430 hombres y 250 mujeres) que desempeñan su labor en los dos complejos carcelarios que tiene la provincia, custodiando a las personas que han sido privadas de la libertad, trabajando por los derechos humanos y con la misión de que quienes cumplen una condena puedan luego reinsertarse en nuestra sociedad”, expresó el ministro.

Anastasi anticipó además que instruyó a los equipos técnicos para trabajar en la redacción de una legislación que jerarquice la carrera del agente penitenciario “con reglamentos claros respecto al ingreso, permanencia, ascensos y retiros, y que lleve a la institución a un plano superior en cuanto a modernización y profesionalización”.

El director del Servicio Penitenciario, Segundo Giménez, envió un mensaje de felicitación “a todos los penitenciarios y sus familias por el compromiso puesto de manifiesto en estos tiempos difíciles de pandemia donde se han visto redoblados los esfuerzos”.  Y subrayó las acciones desarrolladas tendientes a bridar a los internos asistencia médica, sicológica y social e incentivarlos a realizar prácticas deportivas, educarse y capacitarse laboralmente.

En la ceremonia también estuvieron el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Jorge Levingston; el procurador general, Luis Martínez y enviaron su salutación el jefe de la Policía, Darío Neira, y el obispo de San Luis, Gabriel Barba.

Como parte de la celebración también se entregaron reconocimientos al personal de diferentes áreas del Servicio Penitenciario que se destacó en el último año. Y se descubrió una placa conmemorativa de la promoción de agentes que ingresó en el año 2001.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Seguridad.