Este lunes y martes, en Terrazas del Portezuelo, se llevó adelante una propuesta de concientización y sensibilización a los agentes de la línea de urgencias 911. El objetivo de esta primera etapa es tratar la problemática de la violencia de género con quienes reciben el primer llamado ante situaciones de vulnerabilidad, así como trabajar desde la interpelación personal para seguir construyendo una sociedad libre de violencias y discriminación.

Quienes forman parte del equipo de atención de la línea de urgencias 911 responden diariamente a situaciones de violencia por motivos de género.

 

“Desde la Secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad estamos trabajando de manera coordinada con el Centro de Emergencia 911, dependiente del Ministerio de Ciencia y Tecnología, en una primera charla de sensibilización para la atención telefónica de personas víctimas de violencia. En los talleres se abordaron conceptos básicos, para que los y las agentes adquieran herramientas activas a la hora de brindar respuestas o contener a las personas que se comunican. Las variables que se detectan en las comunicaciones son múltiples, por esta razón es importante tener en cuenta las situaciones de vulnerabilidad por las que atraviesan aquellas personas que sufren violencia de género”, expresó la jefa de Programa Control y Seguimiento Interdisciplinario de Casos, Tatiana Olguín.

Quienes forman parte del equipo de atención de la línea Emergencias 911 responden diariamente a situaciones de violencia por motivos de género, lo cual vuelve primordial la necesidad de sensibilización sobre las distintas formas y modalidades de violencias, pudiendo así detectar situaciones en las que se requiere de una escucha empática y asistencia inmediata.

“Somos quienes recibimos todas las llamadas de víctimas de violencias, por eso es fundamental encontrarnos con la Secretaría y compartir información para definir cómo manejarnos”, manifestó Agustina, agente del 911.

Esta propuesta de compromiso es parte del camino iniciado en pos de desnaturalizar las prácticas patriarcales que atraviesan a la sociedad en todos los ámbitos, transversalizar la perspectiva de género y construir colectivamente una realidad más justa e igualitaria.

 

Nota y fotos: Prensa Secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad.