La directora provincial de Ingresos Públicos, Cecilia Badaloni, explicó que este requisito alcanza a los impuestos inmobiliario, automotor, acoplado y motocicletas e ingresos brutos, y servirá para impresión de boletas de pago, consulta de estados de deuda y generación de volantes electrónicos de pago de estos tributos.

Cecilia Badaloni, directora provincial de Ingresos Públicos.

El uso de clave fiscal que la Dirección Provincial de Ingresos Públicos (DPIP) exigirá a partir del 1º de febrero próximo, será exceptuado para la impresión de boletas de cuotas de vivienda y las tasas administrativas, según explicó Badaloni.

El trámite para obtener la clave fiscal o bien su blanqueo, se hace ingresando a la página dpip.sanluis.gov.ar, donde sobre una aplicación el contribuyente la solicita y adjunta su documento de inscripción en AFIP, cuyos datos son controlados por un agente de DPIP y la clave es enviada a su correo electrónico.

 

Nota, foto y video: ANSL.