El jefe del Subprograma Gestión Cultural, Gerardo Masman realizó un balance de la octava edición que, por primera vez, se realizó de modo virtual. Destacó también la posibilidad de revivir la feria.

“Mas allá de algunas cuestiones, la feria ha dado algunas ventajas puntuales, una es la no frontera, esta cuestión de accesibilidad masiva desde cualquier punto del mundo. Porque uno larga eso en la red y no sabe hasta dónde llega. La otra es la atemporalidad esta porque este evento quedó en la red, es decir que si uno no lo vio, lo puede revivir”, destacó el funcionario este lunes.

“Decidimos publicar los contenidos de la feria con un enfoque multiplataforma, es decir íbamos colgando y posteando en todas las redes. Esto también nos permitió abrir el abanico y llegar a personas que a antes no llegaban”, dijo Masman quien recordó que el eje de esta edición fue el patrimonio cultural.

 

Nota y foto: ANSL.