Mediante la Resolución N°154-ME-2020 se definieron los criterios para la organización de la enseñanza obligatoria, evaluación, acreditación, promoción, articulación entre niveles y finalización de la educación secundaria.

En un año escolar totalmente atípico por la pandemia de coronavirus, la cartera educativa provincial definió los criterios para la organización de la enseñanza obligatoria, evaluación, acreditación, promoción, articulación entre niveles y finalización de la educación secundaria. Estos lineamientos aprobados son de aplicación para todos los establecimientos educativos de la provincia, sin importar su modalidad o gestión.

Se considerará cada año/grado escolar del ciclo 2020 y el subsiguiente del ciclo 2021 como una unidad pedagógica y curricular que mantiene los propósitos formativos definidos por los NAP y Diseños Curriculares Provinciales.

Para el caso de los niños y las niñas que cursan la sala de 5 años y pasan al nivel primario, como siempre no se les exigirá otro requisito más que tener la edad para hacerlo. Sin embargo, ahora se deberá acompañar un informe pedagógico que dé cuenta de su desempeño a lo largo del año.

Los alumnos y alumnas del último grado del nivel primario realizarán la promoción junto con un informe descriptivo de su rendimiento académico a partir de la siguiente ponderación: “Logrado”, “Medianamente Logrado” o “En Proceso”. Cuando no logren acreditar los conocimientos, se realizará la promoción acompañada al secundario.

Por último, para aquellos que en 2020 se encuentren matriculados en el último año de la educación secundaria de todas las orientaciones y modalidades deberán acreditar los aprendizajes y capacidades previstos en el perfil de egreso del plan de estudios correspondiente para acceder a la titulación. Para ello, recibirán una calificación numérica y su calificación final será numérica, a los fines de los programas provinciales Estampillas Escolares “Ahorro para mi futuro” y Beca “Construyendo sueños”.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Educación.