A través de la firma de un convenio entre el Ente Administrador de Plantas de Reciclado y Tratamiento de RSU y el Programa Intendencia, se acordó realizar la correcta separación de residuos en origen para recuperar la mayor cantidad de material reciclable. En total, se colocarán 10 contenedores para dividir los residuos en secos y húmedos.

Ante el desafío de buscar soluciones a la problemática mundial de la generación excesiva de residuos, el Gobierno de San Luis implementa distintas acciones para aportar a la separación en origen de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU). 

En esta dirección, se firmó un convenio entre el Ente Administrador de Plantas de Tratamiento y Reciclado de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), dependiente de la Secretaría de Medio Ambiente y Parques, y el Programa Intendencia, dependiente del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, para gestionar, en los edificios administrativos, una mejor disposición de los residuos generados.

“El convenio logrado tiene múltiples beneficios y objetivos. Lograr economizar los recursos del Estado reduciendo el costo del mantenimiento de la gestión de RSU y seguir trabajando en conjunto para reforzar las capacitaciones destinadas al personal de maestranza”, comentó Federico Gil, jefe del Programa Intendencia.

Por otro lado, el gerente del Ente Administrador de Plantas de Tratamiento y Reciclado, Anwar Taraway, expresó: “Comenzamos con la distribución de diez contenedores para diferenciar los residuos en húmedos y secos. Todo el material recolectado será trasladado a la Planta de Tratamiento y Reciclado “La Metropolitana”, ubicada en Dónovan, donde recibirá un tratamiento eficiente”.

Asimismo, el funcionario destacó que la acción ambiental permitirá recuperar una mayor cantidad de materiales como cartón, papeles, botellas, hojalatas, que son los que más se generan en los edificios administrativos.

 

Nota y foto: Prensa Secretaría de Medio Ambiente y Parques.