La Comisión Provincial de Sanidad (COPROSA), en su versión ejecutiva, mantuvo una nueva reunión en la que trataron temas claves: la lucha contra la brucelosis, la estrategia de vacunación contra la fiebre aftosa y la flexibilización, bajo ciertos requisitos, de la faena casera para autoconsumo.

El encuentro estuvo encabezado por el representante del Ministerio de Producción en el organismo, Oscar Cheratto, y participaron representantes de SENASA y de las rurales de la provincia: la Asociación Ganadera Justo Daract, la Sociedad Rural Río Quinto, la Sociedad Rural de San Luis, la Sociedad Rural del Norte y la Sociedad Rural del Valle del Conlara.

Un punto importante fue la estrategia de San Luis en cuanto a la Resolución 67/2019 de SENASA sobre el control y erradicación de la brucelosis bovina, que tenía como fecha límite abril de 2021. La comisión planteó la necesidad de contar con una prórroga debido a las dificultades del sector ante la pandemia de coronavirus. “Elaboramos una propuesta en borrador que cada uno se llevó a su institución para analizar. Comprende la estratificación de los rodeos de la provincia para poder escalonar el cumplimiento”, resumió Cheratto.

El funcionario también anunció una buena noticia a los ruralistas: les informó que vuelven a contar con los análisis gratuitos para brucelosis todos aquellos productores con menos de 50 vacas. Esto significa que más de 6.200 productores de la provincia podrán hacer el análisis de más de 98 mil animales.

“Era un compromiso del Ministerio de Producción. Haremos los estudios en el Laboratorio del Campo. Concretamente apuntamos a los pequeños productores porque son los que más dificultades tienen para cumplir con este control”, explicó. San Luis se hace cargo de los costos de laboratorio; la medida fue tomada muy bien por los integrantes de la COPROSA, ya que es un punto crítico para involucrar a todos los productores.

En cuanto a la lucha contra la fiebre aftosa, analizaron la estrategia de vacunación. “Lo mejor es hablar, a través de una reunión virtual que será la semana que viene, con el responsable del Programa Fiebre Aftosa de SENASA. Le vamos a plantear nuestras inquietudes acerca de que, transcurrido determinado tiempo del comienzo de la campaña, en la segunda etapa poder solamente vacunar las categorías que egresan de los establecimientos o garantizar las aplicaciones en los de destino”, describió Cheratto.

Sobre las faenas caseras para autoconsumo, decidieron flexibilizar la entrega de certificados.

“Analizamos las particularidades que tiene San Luis, donde es una situación delicada. Hasta la fecha, por ejemplo, en el norte provincial está prohibido emitir certificados. Lo que pretendemos es que los departamentos Ayacucho y Junín, donde aparecieron los focos de rabia, puedan volver a contar con esa posibilidad. Por eso lo que se decidió es que si los productores cumplieron con las dos dosis de vacunación puedan volver a solicitar en el centro ganadero de su zona los permisos de faena para autoconsumo. Es muy importante tener en cuenta que estos permisos no habilitan la comercialización, ya que son sólo para faenar en el establecimiento y consumirlos en el ámbito familiar”, cerró el funcionario.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Producción.