El plástico continúa con el proceso de creación de la obra que presentó el año pasado en el Museo Dora Ochoa de Masramón sobre las emociones y los sentimientos que atraviesa el artista.

Andrés Flitt, artista plástico, muestra su proceso de creación.

Con el estudio de arte ubicado cerca de su casa, estos días de aislamiento resultaron muy productivos para Andrés. “Me han servido para conectarme con un montón de emociones y sentimientos que van desde momentos de alegría, tristeza y miedos. Luego eso se traslada a la obra”, expresó.

Si bien está acostumbrado a trabajar en su estudio en soledad, la continuación de su obra está enmarcada en un contexto totalmente diferente, la carga emotiva que vivimos actualmente por el aislamiento. Respecto a sus obras, comentó que “no tienen título, la idea es guiar un poco la mirada del espectador para que se conecte con la obra sin ese aporte mío del título”.

En el caso que las medidas de aislamiento continúe, aseguró que tiene pensado hacer una muestra virtual de sus trabajos: “Se han abierto muchos canales, plataformas para que esto suceda, es una herramienta muy interesante con una llegada masiva”.

La docencia y el arte

Todo lo que rodea su vida es arte, además de pintar, da clases en dos escuelas. “En la Carlos Juan Rodríguez dicto Pintura Mural, y en la Nicolás A. de San Luis, Taller de Pintura y Arte en los Medios”, comentó y dijo finalmente que con sus alumnos se comunican a través de la plataforma Classroom, “esta nueva forma virtual que ya forma parte de estos tiempos”.

 

Nota y foto: Prensa Programa Cultura.