Un grupo de inspectores de la Dirección de Comercio y Defensa del Consumidor visitó supermercados y mayoristas para dar pleno cumplimiento a las disposiciones de Nación, que señalan que los precios deben retrotraerse al 6 de marzo de 2020.

El responsable de la repartición, que depende del Ministerio de Justicia, Seguridad, Gobierno y Culto, Alberto Montiel Díaz, aseguró que comenzaron con el control de los precios máximos, “tal como lo ha dispuesto el Gobierno nacional, valores que son de referencia, que a través de la Resolución 100 de la Secretaría de Comercio, establece que todos los supermercados, minimercados, almacenes de barrio y mayoristas tienen que retrotraer los precios al 6 de marzo” y detalló que “enviaron un listado para las grandes cadenas de supermercados a nivel nacional, en el caso de San Luis: Vea, Walmart, Carrefour, Chango Más, Aiello y Átomo”.

Sin embargo, destacó que la resolución debe ajustarse a los otros comercios. “Eso es lo que salimos a controlar, en San Luis, Villa Mercedes y Merlo”, explicó, y adelantó que se van a firmar convenios con municipios del interior. “En Villa Mercedes y San Luis se trabaja con cuerpos de inspectores de los municipios, lo hacemos de manera coordinada”, dijo.

Por último, señaló que se va a controlar que los precios estén debidamente exhibidos en las góndolas, y que no haya desabastecimiento.