Cientos de familias se dieron cita este viernes por la noche para participar y disfrutar de la primera noche de los Corsos 2020, una de las fiestas populares más tradicionales de la ciudad.

Con entrada libre y gratuita, el espectáculo dio inicio a las 21:30 con el corsódromo a pleno y en un marco diseñado especialmente para el disfrute familiar, con un operativo sanitario y de seguridad organizado detalladamente para garantizar el desarrollo armónico de una velada que, como plus, contó con un acompañamiento inmejorable por parte del clima, que brindó un marco estival un tanto atípico durante el marzo mercedino.

En esta edición abrió el desfile de murgas y comparsas la agrupación Iluminados de la Noche, siguiéndoles Candumbé, Reina Amaterazú, Guanaba, Aplanadora Marambú, Hamad, Pibes de la Diversión, Macuba, Los Fantásticos Murgueros, Tigres de la Alegría, Caribú, Uruberá, Aguará Guazú, Kahoma, Nuestro Sueño y Kamarr, que este sábado volverán a imprimirle brillo y alegría a los Corsos. Por supuesto que el coprotagonista de estos masivos encuentros es el público, que se se sumó a la danza propuesta por cada delegación, bajo la conducción de Romina Lucero y Sonia Palacios.

Bajo la organización del equipo del Parque “La Pedrera” y la Municipalidad de Villa Mercedes, para ambas noches se ha contemplado un servicio especial de transporte para la finalización del espectáculo, a partir de la 1:30, con colectivos que saldrán desde la estación de servicio ubicada a metros del predio, en el barrio La Ribera, transitando hasta el puente Monseñor Miranda, accediendo por España hasta Belgrano, luego tomando por Hilario Cuadros y teniendo como destino la terminal de ómnibus.

Por otra parte, para la velada del sábado se prevé un desglose similar, con un cierre a puro ritmo tropical con la consagrada banda La Sabrozona.