El gobernador, Alberto Rodríguez Saá, inauguró este viernes el pintoresco camino del perilago, una obra pública con diseño moderno y seguro, que invita al paseo en auto, bicicleta o caminando y a la vez habilita numerosos sectores para el esparcimiento familiar.

“Con este camino se está recuperando el patrimonio histórico y cultural de la puntanidad”, expresó el gobernador tras inaugurar una ruta que casi todo su trayecto es un privilegiado balcón que mira al hasta hoy rincón escondido del histórico dique.

“Inauguramos una obra que lleva cemento; más cemento llevó la construcción de este dique y esta obra que terminamos y a partir de hoy, como se ha volcado el pueblo de San Luis a visitar y a abrazar este dique, le estamos poniendo alma a este cemento”, agregó emocionado.

El gobernador recordó sus paseos durante la niñez por estos paisajes, que en esa época era el más lejano al que accedían los chicos de la ciudad. “Para los que peinamos canas, este dique es superlativo en importancia para los puntanos”, destacó al memorar que este embalse inaugurado en 1941 o 1942, se construyó durante los gobiernos de los entonces gobernadores Reynaldo Pastor y Toribio Mendoza.

Antes de iniciar el recorrido por los 2,6 kilómetros del moderno trazado, Rodríguez Saá recordó que fue sugerencia suya abrir la autopista San Luis-El Trapiche para que un brazo ingresara hasta el perilago del dique y así evitar ampliar la Cuesta del Gato usando excesiva dinamita.

Del corte de cintas participaron el vicegobernador, Eduardo Mones Ruiz; la jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur; el jefe de la cartera de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich; el director de Vialidad provincial, Daniel Bassi; demás ministros e invitados especiales.

Tras descubrir el cartel de obra que indica la realización de otro sueño puntano, como el camino de circunvalación del dique Cruz de Piedra, en representación de dos generaciones que vivieron la historia de más de 60 años de este emblemático espejo de agua, Leonza Gómez, viuda del participante ganador del concurso fotográfico “Postales del dique Cruz de Piedra”, hizo entrega al gobernador de una de las fotos históricas que integraron la muestra itinerante.

Y en representación de la nueva generación, el alumno Edwin Paz, de la Escuela Generativa Horizonte, le entregó la foto que muestra el progreso del dique: “70 años de historia, dos generaciones de puntanos”.

 La Obra

En busca de resaltar esta zona turística cercana a la ciudad capital y ampliar el recorrido sobre un circuito cargado de encantos y con ello generar beneficios para vecinos de una amplia zona de influencia de Juana Koslay, Potrero de los Funes y El Volcán, el Gobierno provincial inauguró este viernes “el principio de un gran sueño”.

Las tareas incluyeron la apertura de traza, limpieza del terreno, construcción de alambrados, carpeta asfáltica, ciclovía, alcantarillas, zonas parquizadas, construcción de puentes carreteros sobre el arroyo Los Puquios y el río Volcán y un camino pavimentado, demarcado y señalizado de 2.600 metros de extensión. La inversión oficial fue de más de $197 millones.

Para el Gobierno, esta obra significa el inicio de un gran impulso para la provincia, un importante fomento al desarrollo turístico de la zona y el resguardo de la historia de un pasado que permite el nacimiento de un nuevo sueño en uno de los diques más emblemáticos de la puntanidad.