El organismo repudió la actitud del joven que para “celebrar” su egreso de la Universidad Empresarial Siglo XXI, en Córdoba, se burló de símbolos y consignas de la lucha feminista.

El hecho configura violencia simbólica en los términos de la Ley 26485.

“Lamentamos y condenamos cualquier expresión violenta y/o discriminatoria sobre los derechos de las mujeres y apelamos a la reflexión de toda la comunidad acerca de las consecuencias de actos como este, que perpetúan desigualdades sociales contra las cuales luchan gobiernos y movimientos feministas”, expresaron desde el organismo que comanda Ayelén Mazzina.