A menos de 2 meses de haber asumido, el delegado organizador de esa intendencia, Alberto Leyes, destacó que la expectativa que despertó esta iniciativa del Gobierno provincial lo muestran los pedidos de loteos para cinco mil parcelas, aunque aclaró que su tarea ahora está orientada a solucionar los problemas de agua y electricidad que tiene esa vecindad.

Alberto Leyes: “Primero solucionaremos los problemas de servicios que tienen los vecinos”.

El futuro municipio que incluye a los parajes Suyuque, Los Molles, La Loma y El Milagro se encamina a convertirse en un nuevo integrante del corredor turístico que arranca en La Punta y termina en Nogolí, pasando por Villa de la Quebrada. Pero también se distinguirá por sus atractivos culturales orientados a la puntanidad.

Estos aspectos forman parte de los adelantos que formuló Leyes a ANSL sobre la identidad que tendrá esta nueva intendencia. Sin embargo, hoy su tarea está concentrada en solucionar la deficiencia en la provisión de agua potable para los más de mil habitantes que concentran los cuatro parajes y la ampliación del tendido eléctrico domiciliario y para alumbrado público.

Por decreto 5.495, el gobernador Alberto Rodríguez Saá designó el 3 de octubre pasado a Leyes como jefe del Programa Delegado Organizador Tendiente a la Creación del Municipio de Los Molles-Suyuque, dependiente del Ministerio de Gobierno, Justicia y Culto.

“El balance es sumamente positivo porque cuento con el apoyo de la gente y quienes trabajan en la delegación municipal son vecinos de los parajes Los Molles, Suyuque, Las Lomas y El Milagro, pero también cuento con el apoyo del Gobierno de la Provincia, sin el cual no haríamos realidad esta iniciativa”, consideró el delegado.

Recordó que el gobernador quiso que estos cuatro parajes, ubicados en una zona considerada gris, ahora se pueda transformar en un municipio con crecimiento progresivo, teniendo en cuenta que en esta zona hay un desarrollo poblacional muy importante durante los últimos años.

“Si evaluamos por todos los loteos que han pedido habilitación, la expectativa es muy alta, ya que suman cinco mil parcelas. Pero para poder empezar a trabajar con esto, primero debemos brindar los servicios”, aclaró Leyes.

Paralelamente, lleva adelante un censo poblacional y un relevamiento de las necesidades de la gente, que “nos lleva a conocer que los mayores problemas son los servicios, como la falta de agua y la extensión de la red eléctrica y ordenar aspectos vinculados a los loteos”.

Para Leyes, antes que construir un centro cívico, deben llevarle soluciones a la gente. “Me siento muy cómodo en el SUM de la escuela donde estamos trabajando y atendiendo al público”, dijo. Las oficinas del flamante jefe de Programa funcionan en el salón de usos múltiples de la escuela de Los Molles, para lo cual la ministra de Educación, Paulina Calderón, firmó un convenio permitiéndole el uso de las instalaciones para que desarrolle desde allí todas las tareas necesarias.

“Nos apura dar soluciones a los vecinos. El gobernador nos dice que soñemos y lo estamos haciendo con algunas obras para beneficiar a la gente, pero también con un turismo religioso y cultural; queremos que esta zona deje de ser de paso para que el turista tenga muchas opciones y de esa manera se queden más de dos días, por ejemplo”, amplió el funcionario.

Entre las tareas que forman parte de la agenda del futuro municipio, se destacan la definición del el ejido municipal y la elaboración del código urbanístico.

Leyes se ilusiona junto a sus vecinos con la proyección que tiene esta atractiva zona serrana y contó a ANSL algunas definiciones de este sueño: “Tenemos varias ideas en desarrollo y lo hacemos pensando en atractivos turísticos basados en la puntanidad, que se conocerán una vez que los vea el gobernador. Ya entablamos una excelente relación con la réplica del Cabildo de La Punta, cuya responsable, Gloria Velázquez, nos está ayudando con proyectos orientados a aprovechar la gran cantidad de visitas que recibe este edificio histórico. Trabajaremos para un turismo que no solamente esté en el Cabildo, sino también integrando a Villa de la Quebrada, Nogolí y el convento del Suyuque”.

Nota, foto y video: ANSL.