El acto, organizado por el Rotary Club San Luis, se llevó a cabo en el Auditorio “Mauricio López” de la UNSL. La ministra de Educación, Paulina Calderón, participó del acontecimiento.

El acto se desarrolló este martes en el Auditorio “Mauricio López”.

En un emotivo acto celebrado este martes en el Auditorio Mauricio López de la Universidad de San Luis (UNSL), más de 60 alumnas y alumnos de nivel secundario de escuelas de la ciudad de San Luis y El Trapiche recibieron la distinción de “Mejor compañera” y “Mejor compañero”, reconocimiento que promueve y organiza el Rotary Club San Luis desde hace 64 años.

La ministra de Educación, Paulina Calderón, participó de la ceremonia y entregó diplomas y medallas -junto a autoridades del Rotary Club San Luis- a las y los estudiantes, quienes además estuvieron acompañadas y acompañados por sus familias, estudiantes, docentes y directivos de las instituciones educativas.

Durante el acto, la directora de la Escuela Técnica Nº 8 “Mauricio P. Daract”, Lucía Talío, expresó: “Ser elegidos como mejor compañero es una distinción que reconoce una serie de méritos cuya valoración está por encima del razonamiento objetivo. Lleva a encontrarse con cualidades de comprensión y tolerancia, como la ayuda que brinda a sus semejantes y su vocación de servicio, que hacen a la personalidad de quien es acreedor de este premio”.

Y agregó: “Esta celebración destaca esencialmente los valores morales de la juventud, entendiendo que el compañerismo sobresale como una de las más valiosas cualidades humanas, necesaria para fortalecer la amistad la solidaridad y el deseo de servir a los demás. Deseamos que esta distinción sea para ustedes una inspiración para la vida”.

En tanto, el presidente del Rotary Club San Luis, Juan Carlos Giménez, afirmó: “Hoy es un día muy especial. Ustedes están acá por una elección muy especial y única por sus compañeros, y eso a nosotros nos enorgullece. Rotary es un voluntariado internacional, formado por más 1.200.000 rotarios en todo el mundo. Detrás de los principales preceptos se encuentra la base del servicio, el compañerismo, la diversidad, la integridad y el liderazgo”.

Finalmente, les dijo a las y los estudiantes: “Hoy se llevarán a sus casas la medalla del Rotary. Tal vez luego estarán guardadas en un cajón o en un armario pero cuando la vuelvan a ver recordarán este momento con mucha alegría. Pero hay algo que no se guarda en los cajones y que perdura toda la vida: su amor al prójimo, su ética, y el ser siempre el mejor compañero con sus semejantes, en sus futuros trabajos, con sus familias. Sigan los valores rotarios, triunfen en sus vidas, proclamando y divulgando principios éticos. La educación es formadora de principios”.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Educación.