Se conoció un documento del gobierno saliente de Macri, en el que relata “sobre la herencia económica que dejamos”. Su versión se contradice con datos oficiales de su propio gobierno.

Surgido desde la Jefatura de Gabinete, riñón político del macrismo, el documento de 8 puntos, sostiene: “El país está listo para crecer. Sin magia, sin mentira, sin ficción… Hemos revertido la herencia de 2015” y entre los puntos que recuerda está la inflación donde dice “ya alta durante 8 años y en ascenso”. Buena forma de poner fuera la culpa. Venía en ascenso, como si fuera una fuerza natural irresistible y que las políticas aplicadas por su gobierno no tuvieran nada que ver.

Dato: inflación (INDEC) septiembre 2019 = 53,5%. La de 2019 es la más alta de los últimos 27 años.

Otra parte del texto donde relata su versión de los hechos, dice haber recibido: “un déficit brutal”.

Datos: déficit 2015 2,7% PBI / déficit 2019 4,9% PBI.

Sobre el desempleo, sostiene: “A pesar de haber creado 1.250.000 puestos de trabajo… no fue suficiente porque hay más gente que busca trabajo”. Es una afirmación engañosa que no muestra el deterioro en la calidad de los trabajos y que se observa claramente en la página 10 del documento publicado por el Ministerio de Producción y Trabajo el 21 de este mes y que contradice el texto del gobierno cuando dice “el empleo privado lleva 8 años estancado”:

La cantidad de trabajadores en blanco con empleador privado de agosto de este año solo supera al año 2012. Es la más baja de los últimos 7 años.

El INDEC: segundo trimestre de 2019, 10,6%.

Parece un chiste, pero también se lee en el documento una referencia de que recibieron un cepo. El de hoy es más estricto que el de 2015.

Habla de pobreza, niveles que si bien eran malos, hoy son peores.

Mire un cuadro de la CELAG (Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica) que compara 2015-2019:

Un relato para convencidos que no se condice con la realidad, ni tan siquiera con la información oficial de los organismos gubernamentales que dirigen.