El ministro realizó una inspección de obra del Mirador del Dique Chico, ubicado en Terrazas del Portezuelo. El edificio tendrá bar, restaurante, salón y baños.

El Gobierno de San Luis continúa fomentando el turismo a través de obras en la ciudad. Terrazas del Portezuelo se ha convertido en un paso obligado para los turistas al ofrecer diversos atractivos turísticos como el nuevo espacio verde  “Gringa Poblet”, los senderos de terrazas, los murales de “Pinta San Luis” y los parques verdes a la vera del Río San Luis. Por eso, para seguir sumando infraestructura, el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, pensó en un mirador para que los puntanos puedan disfrutar de las bellezas naturales. “La obra tiene una inversión de más de 25 millones de pesos  y el objetivo es seguir aportando al crecimiento de esta parte de la ciudad. Tendrá un edificio acondicionado para fiestas, actos, conferencias y reuniones de trabajo. Esto se traduce en nuevos puestos de trabajo y en una oportunidad para emprendedores, como todas las obras de nuestro gobernador, Alberto Rodríguez Saá. Estamos contentos que, en una Argentina paralizada, podamos continuar con obras en tiempo y forma”, recalcó el ministro de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich.

Tareas actuales

La construcción del mirador progresa a buen ritmo y ya lleva un avance que supera el 70 %. “Actualmente se está trabajando en el cielorraso exterior, ejecución de fachadas vidriadas, los sanitarios y el tratamiento del espacio exterior con colocación de canteros y bancos”, especificó el jefe del Programa Obras de Arquitectura, Cristian Rasmussen.

El mirador tendrá una capacidad para 600 personas y se ubica en uno de los estacionamientos próximos al Dique Chico. Tiene una superficie cubierta de 936 m2 y otra de 969 m2 semicubierta donde funcionará un bar-restaurante con baños y depósito, todo con un diseño en armonía con los edificios de Terrazas del Portezuelo y en cuyos vidrios se reflejará el Río San Luis.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.