Los presidentes de las cámaras de San Luis y de Villa Mercedes, Eduardo Mirengo y Ariel Dotti, se sumaron este viernes a la ronda de diálogo impulsado por el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, y que culminará con el plenario del consejo, previsto para la semana próxima.

Directivos de las cámaras industriales de San Luis y Villa Mercedes se comprometieron a acercar aportes para amortiguar la crisis en la provincia.

“Hay una gran comprensión de la situación en todos los sectores con los que hemos conversado, pero luego de esto tiene que venir el intentar trabajar conjuntamente entre todos los sectores. Como Gobierno provincial tenemos la defensa del bien común y contemplar el interés general”, expresó el ministro de Gobierno, Justicia y Culto, Eduardo Mones Ruiz, al terminar el encuentro desarrollado en su despacho.

El funcionario insistió en que “el desafío es que entre todos, con la coordinación del Gobierno provincial, encontremos en esta coyuntura lo mejor para San Luis”. Mones Ruiz estuvo acompañado por los ministros de Seguridad, Ernesto Nader Alí; de Producción, Sergio Freixes, y de Desarrollo Social, Federico Berardo.

Eduardo Mirengo, presidente de la Cámara de la Industria de San Luis, dijo que durante el encuentro analizaron la situación crítica, “hace 16 meses que estamos cayendo en forma sostenida y lamentablemente no encontramos un fondo todavía. El tema electoral nos genera mucha incertidumbre y las empresas no saben cómo hacer frente a la situación extrema que estamos viviendo”.

Para el directivo, “tenemos que trabajar en conjunto, todos aportar algo. Todos debemos asumir que estamos en una situación crítica, buscar mantener lo que tenemos, porque nadie habla de nuevas inversiones. No depende de nosotros ni del Gobierno de la provincia, sino de la macroeconomía que no ayuda para nada a la industria”.

Ariel Dotti, presidente de la Cámara de la Industria de Villa Mercedes, se lamentó que la caída del consumo interno está afectando a las industrias, que les está siendo muy complejo mantener el nivel de actividad, por lo que la mayoría está adelantando las vacaciones para bajar el nivel de stock que tienen y tratando de pasar estos meses para no tener que suspender o despedir empleados”.

De todos modos, indicó que “hoy el esfuerzo está orientado en mantener los puestos de trabajo, esperando que en el corto plazo la situación se revierta; hablamos con los ministros sobre qué situaciones de corto plazo se pueden afrontar para que sea menor el impacto de esta crisis”.

 

Nota, fotos y video: ANSL.