La atmósfera se observa turbia y sin considerables reducciones de visibilidad ya que las partículas se encuentran a 3.000 metros de altura. Así lo informó la secretaria de Medio Ambiente, Natalia Spinuzza. La provincia más afectada es Tucumán. El miércoles por la noche podría mejorar, tras un cambio en las condiciones climáticas.    

El voraz incendio que devora a la Amazonia por estos días no da tregua y el humo producto de esa gigantesca quemazón ya sobrevuela por el cielo de Argentina y en distintas provincias experimentan su presencia. Según informó la secretaria de Medio Ambiente, Natalia Spinuzza, el humo ya alcanzó a la provincia pero se encuentra en altura, a unos 3.000 metros.

La información que maneja Spinuzza va en consonancia con los últimos datos suministrados por el Servicio Meteorológico Nacional: el humo llegó a las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Formosa, Chaco, Tucumán, San Luis, Corrientes, Entre Ríos, este de Salta y Jujuy, sureste de Catamarca, La Rioja y San Juan, norte de Mendoza y La Pampa se ven afectadas, aunque no impide la visibilidad, salvo en algunos distritos tucumanos, donde la visión queda reducida a unos 4,5 kilómetros.

El viento norte, que se registra en gran parte del territorio argentino, por estas horas arrastra el humo que proviene de los incendios de Brasil y Bolivia, aunque el fenómeno está en suspensión, en altura.

“El 24 de agosto se inició la dispersión del humo sobre el territorio argentino cuyo origen son los incendios sobre la Amazonia. La atmósfera se encuentra turbia, aunque en San Luis no se redujo la visibilidad. Al encontrarse en una capa más alta, a unos tres mil metros de altura, eso no impide significativamente la visión ni trae complicaciones a la salud”, expresó Spinuzza.

En cuanto al final de estas complicaciones climáticas, la funcionaria expresó qué información manejan y remarcó la dimensión del siniestro en Brasil. “Hay que tener en cuenta cómo será el manejo del fuego en la Amazonia para determinar cómo seguirá esto, pero por lo pronto continuará unos días más. Habrá que esperar cómo reacciona el viento también. Las consecuencias no las podemos cuantificar ahora, seguro más adelante, pero estamos ante una catástrofe ambiental muy preocupante. Sobre todo si tenemos en cuenta que es el bosque más grande del mundo y que tiene un papel importantísimo en la regulación de la temperatura del planeta y de la humedad en la región”, aseveró la funcionaria.

“Nosotros manejamos información del Servicio Meteorológico Nacional y en principio el miércoles por la noche y jueves por la madrugada se desvanecerán las partículas de humo en altura. Está previsto un cambio en el viento y las condiciones climáticas para este miércoles por la noche con un frente de viento sur que podría mejorar el panorama y la visibilidad”, destacó Spinuzza.

 

Nota y foto: ANSL.