“Nos quedamos maravillados”, dijo el director del Programa Nacional de Cuidados Paliativos, Nicolás Dawidowicz, al ser consultado por el Centro Oncológico Integral. El médico, junto a la doctora María de los Ángeles Minatel, colaboradora del Instituto Nacional del Cáncer y directora ejecutiva de la Asociación de Medicina y Cuidados Paliativos, fueron dos de los invitados especiales el día en que el gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá anunció la creación del Centro en la ex Residencia de Gobernadores. Esto fue en julio de 2018 y a menos de un año fue inaugurado; ahora los médicos lo conocieron en su visita a San Luis, para formar parte de las Jornadas de Capacitación Provincial de Cuidados Paliativos “Provisión Analgésicos Opioides (PrAO)”.

Dr. Nicolás Dawidowicz: “Al Centro Oncológico Integral lo distingue el detalle puesto en la recepción y acogida del paciente”.

Dr. Nicolás Dawidowicz: “Al Centro Oncológico Integral lo distingue el detalle puesto en la recepción y acogida del paciente”.

“Fue muy grato haber estado poco tiempo atrás, no pasó mucho tiempo del anuncio y verlo hoy materializado es hermoso. No sólo desde la infraestructura, que tiene equipamiento de alta calidad y tecnología, sino también por la calidez y en la sensación de confort en la acogida del paciente, como se los recibe y cuidan en el detalle. Centros de alta complejidad hay muchos, pero una de las cosas que lo distingue es el detalle puesto en la recepción y acogida del paciente”, señaló Dawidowicz.

Minatel dijo que “es fabuloso para ser un centro oncológico, desde la estética y el diseño del lugar para asistir a los pacientes con cáncer, la verdad es que es maravilloso”. La médica aseguró que, sobre todo, para los pacientes de cuidados paliativos, estar en una casa es básico para sostener la calidad de vida. “Eso se respira en el Centro”, aseguró.

Dawidowicz y Minatel fueron recibidos esta mañana por la ministra de Salud Silvia Sosa Araujo en su despacho. Ayer disertaron en el marco de las Jornadas de Capacitación Provincial de Cuidados Paliativos en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo y hoy lo hicieron para las autoridades de Atención Primaria de la Salud, hospitales y centros de salud.

El médico contó que la convocatoria fue muy importante y que buscan desarrollar de manera transversal habilidades paliativas, que tiene que ver con el abordaje del sufrimiento de pacientes con enfermedades crónicas, avanzadas, evolutivas y potencialmente mortales. “Siempre decimos que estás habilidades no son patrimonio de una especialidad, por supuesto se requieren equipos de especialistas en cuidados paliativos, de alta complejidad, pero así como la hipertensión no puede ser tratada por especialistas en cardiología e hipertensión, el dolor no puede ser abordado sólo por especialistas, porque existe una cantidad de pacientes con dolor por diferentes patologías que no están en los lugares donde están los especialistas y centros de alta complejidad. Entonces esta intención de que todas las especialidades del área de la salud estén capacitados en abordar un síntoma, en tratar el dolor, en comunicarse efectivamente con los pacientes, en saber cómo transmitir malas noticias, en contener emocionalmente al paciente, son habilidades que nos planteamos dentro de las capacitaciones que ofrece el Instituto Nacional del Cáncer”, dijo.

El médico sostuvo también, que los medicamentos paliativos ayudan a la persona a continuar sus actividades cotidianas durante el desarrollo de la enfermedad, le permite descansar con tranquilidad y evita el deseo anticipado de muerte al atravesar situaciones de dolor intenso.

Al respecto, Dawidowicz explicó que “en Argentina aproximadamente 600 mil pacientes se encuentran con necesidades paliativas. Debido al aumento de la expectativa de vida y consecuentemente al aumento de personas con condiciones de salud crónicas, progresivas y complejas, la necesidad de cuidados paliativos migró de un modelo de atención dedicado principalmente a pacientes oncológicos en etapas avanzadas, hacia un modelo de asistencia de pacientes con enfermedades avanzadas, crónicas y progresivas”.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Salud.