Así lo informó Fernando Yanzón, jefe del Programa Infraestructura Hídrica, en una conferencia de prensa brindada en la mañana de este miércoles. Es una obra sumamente necesaria que fue solicitada por el Municipio y aprobada por el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, con el objetivo de satisfacer la demanda actual y futura de la población de dicha localidad. La inversión supera los 2 millones, 300 mil pesos.

Algunos de los trabajos que se han realizado y otros que restan concluir incluyen la reparación de dos cisternas que estaban fisuradas y en muy mal estado, realización de un sistema eléctrico nuevo, automatización de los comandos para manejos de bombas, se cambió una de las bombas existentes y se repararon otras dos bombas que tenía el Municipio, construcción de un nuevo tanque elevado de 13 metros de altura y una capacidad de almacenamiento de 30 mil litros que se montó la semana pasada, se hicieron arreglos en todo el predio donde se encuentra la planta; esto comprende los alambrados, los portones de ingreso, la casilla de comando, también tuvo lugar la colocación de clorinadores nuevos.

El funcionario adelantó que “la idea es terminar la obra a mediados del mes que viene. Estamos en etapa final. Nos estaría faltando hacer las conexiones del tanque nuevo a la red existente y hacer las pruebas de funcionamiento”.

“La obra es ejecutada por la Municipalidad de Balde que fue tomada como contratista, todo se ha hecho con mano de obra local”, subrayó Yanzón, al tiempo que destacó que la puesta en valor era indudablemente muy requerida y urgente, ya que la planta tiene más de 40 años de operatividad.

Nota, fotos y video: ANSL.