El ministro de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich, destacó que esta institución inaugurada este miércoles fue “soñada por nuestro gobernador en su preocupación por el tema desde el primer día de su gestión”.

Pocos minutos después de abrirse formalmente este centro oncológico de alta complejidad, el ministro Felipe Tomasevich valoró que el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, “esté cumpliendo con creces su promesa de poner en el primer lugar de la agenda a la obra pública” y señaló que “esto lo demuestra no solo con el Centro Oncológico Integral, sino los más de ocho hospitales inaugurados y los que están en obras, además de las residencias médicas”.

El funcionario también consideró que en este centro oncológico modelo “no solamente se atenderá a los pacientes, sino también a sus familiares, porque sabemos del trato, los duros años de los controles, el saber esperar los resultados y del estrés que esto genera en el enfermo y sus allegados”.

“Con una gran sensibilidad, el gobernador ha decidido que esta obra especial se haga ni más ni menos que en la ex residencia gubernamental, donde se hicieron casi mil metros cuadrados de ampliación y 700 de refacción”, describió el ministro y enumeró que el edificio contiene cinco habitaciones de internación con 15 camas; sectores de oncoestética, nutrición, 15 boxes para quimioterapia con vista a un importante y cuidado parque.

También recordó que el complejo cuenta con un gimnasio y pileta climatizada, con un gran centro de estudios e importante capacidad de diagnóstico, además de espacios de contención y asistencia psicológica.

Un aspecto relevante que mencionó fue el acelerador lineal, que se encuentra en su última fase de ajuste para entrar en breve en pleno funcionamiento, según estimó el funcionario. Con una visión integral de la oncología, el centro se construyó con una inversión total de más de $290 millones.

 

Nota, fotos y video: ANSL.