Con el objetivo de crear una red de autoconsumo que permita aliviar el bolsillo familiar y a la vez incorporar hábitos saludables, el Gobierno provincial registrará esta semana a todos los interesados de la ciudad capital y 29 localidades que deseen tener una huerta en su casa.

 

Crece el entusiasmos entre vecinos de la capital por recibir los plantines, frutales y aromáticas que entregará el gobierno sin cargo para cada familia que se inscriba.

Numerosos vecinos de la ciudad de San Luis y zonas aledañas comenzaron a inscribirse desde temprano en uno de los puestos que el Ministerio de Producción instaló en avenida Illia y San Martín.

Hilda, del barrio 60 Viviendas de San Luis, celebró la iniciativa del Gobierno porque “tenemos en nuestras casas fondos muy amplios y hay muchos vecinos interesados en tener su huerta propia; sabemos lo sano que es consumir verduras propias y este aporte nos viene muy bien”.

“Nos interesó esta nueva opción que nos da el Gobierno provincial, porque tenemos una huerta hecha y conocemos que esto alivia el bolsillo y se come sano, ya que la fruta y la verdura cultivada en casa tiene otro sabor”, comentó Irma, de las Chacras, en Juan Koslay.

Felipe, vecino del barrio Mirador del Portezuelo, también tiene una pequeña huerta en su casa, que ahora ampliará con la bandeja que entregará el Ministerio del Producción con plantines de hortalizas de estación. “Esto me servirá para tener más variedad sin tener que gastar un peso e intercambiar verduras con otros vecinos cuando sobren algunas; esto que está haciendo el Gobierno es muy bueno para la gente”, destacó y agregó que la entrega de frutales sumará alimento extra en los hogares.

También valoró que el Plan “Una familia, una huerta” contemple una capacitación para quienes nunca cultivaron verduras y convocó a quienes no se inscribieron, a hacerlo lo antes posible para aprovechar un aporte del Gobierno que “es sumamente beneficioso para todas las personas”.

Para Jorge Cortez Arce, radicado en Juan Koslay, esta “es una oferta muy positiva, que le hace bien a la gente porque es una disciplina que en esta provincia estuvo bastante olvidada y ahora, además de aliviar el bolsillo, introduce un cambio de hábitos en los hogares, que pueden consumir productos sanos y sin agroquímicos, con un conocimiento que quedará por varias generaciones”.

Radicado hace 16 años en el barrio Los Robles, de la ciudad de La Punta, Rubén Pérez, se inscribió para recibir el Plan. “Esto nos viene muy bien porque está todo muy caro y pensamos hacer con los plantines una huerta en el terreno de mi suegra”, dijo entusiasmado.

 

Nota, fotos y video: ANSL.