Durante la semana, miles de personas se acercaron a las localidades para orar ante el Cristo, solicitar favores o agradecer las gracias concedidas. Ambas procesiones se realizaron el viernes 3 de mayo.